Solucionan el dificultad de un rascacielos en Londres cuyo reflejo quemó un coche

Los constructores del rascacielos londinense, cuyos intensos reflejos solares de sus cristales derritieron parcialmente un vehículo el pasado verano, dicen haber hallado la remedio a este dificultad, según informó hoy el cotidiano «Financial Times» (FT).

El edificio familiar como el «Walkie Talkie», labor del arquitecto uruguayo Rafael Viñoly, todavía en edificación en la City de Londres -centro financiero-, dio que hablar el pasado septiembre después de que el reflejo parcela proyectado desde sus ventanas cóncavas llegaran a provocar daños en la área.

Fue el dueño de un Jaguar XJ aparcado en la vía quien observó que algunas partes de su vehículo, como el espejo retrovisor, se habían deshecho, mientras que un peluquero aseguró que el reflejo había provocado un fuego en un felpudo de su negocio.

En declaraciones al FT, Robert Noel, mentor representante de Land Security, la acompañamiento al frente de un idea valorado en 500 millones de libras (592 millones de euros), explicó que la remedio consistirá en «instalar externamente una amparo solar».

Al parecer, ese escudo estará formado por un cifra de aletas de aluminio que ya se utilizan en otras partes del edificio y que se espera que esté instalado el cercano mes de abril.

Hasta entonces, Noel indicó que los constructores del rascacielos, que tendrá una cota prevista de 37 plantas, mantendrán el andamiaje levantado en septiembre para atajar el dificultad de forma transitorio.

Además de contar con esa pantalla protectora, las autoridades han sellado dos aparcamientos sobre los que caía el fornido reflejo del sol.

Los retoques en el diseño del «Walkie Talkie», no modificarán apenas el presupuesto corriente del idea, pues solo podrían añadir «un 1 por ciento» al global, señaló el directivo de Land Securities.

«Debe tener una faceta estéticamente corté, y funcionar correctamente desde el calceta de vista térmico. Estamos traspasando los límites de la física en este edificio», agregó Noel.

Rafael Viñoly además diseñó el hotel Vdara en Las Vegas (EEUU), cuya fachada revestida de vidrio desprendía un haz de luz que los locales apodaron como «el rayo de la muerte».

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados