PSOE-A pedirá la dimisión de Crespo si se demuestra la «conexión» entre la representación del Gobierno y el escrache a Díaz

Foto: EUROPA PRESSHa registrado una demanda de comparecencia apremiante del ministro de interno en el Congreso y en el Senado para dar explicaciones SEVILLA, 28 Oct. –

PSOE-A pedirá la dimisión de Crespo si se demuestra la

El PSOE-A pedirá la dimisión de la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, si se demuestra la «conexión» entre su sección o la Subdelegación del Gobierno en Málaga y el ‘escrache’ función el pasado sábado a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, por fragmento de representantes del PP que se encontraban a las puertas del hotel malagueño en el que la presidenta se encontraba alojada.

Así lo ha apuntado este lunes en rueda de prensa el vicesecretario corriente del PSOE-A, Mario Jiménez, quien ha insistido en que si desde la representación del Gobierno o la Subdelegación del Gobierno en Málaga se ha «filtrado» la información del hotel donde estaba la presidenta, los responsables de estas instituciones no podrán permanecer en el cargo «ni un minuto más».

Jiménez, que ha destacado que felicidad información sólo labor en poder de la representación del Gobierno, la Subdelegación del Gobierno en Málaga y los escoltas de la presidenta, se ha mostrado convencido de que «las casualidades» no existen, mostrando la «preocupación» de su educación por la «conexión» que pueda haber tenido «el hostigamiento violento» a la presidenta con estas instituciones.

El dirigente socialista ha anunciado que el PSOE ya ha registrado en el Congreso de los Diputados y en el Senado una demanda para que el ministro de interno, Jorge Fernández Díaz, comparezca con naturaleza «urgente» para explicar las circunstancias en las que se han derivado estos hechos y la dable vinculación de la representación del Gobierno y la Subdelegación del Gobierno en Málaga.

«Se trata de una acto violenta que no conduce a nada y que desprestigia al PP-A», ha advertido Jiménez, quien ha criticado la postura del presidente de esta educación, Juan Ignacio Zoido, en relación a estos hechos, «porque aunque su primera propósito fue condenarlos, finalmente no dio el marcha ante la negativa del PP de Málaga y se encuentra oculto, con el rabo entre las piernas».

Tras considerar que esto demuestra la «inmensa debilidad» en términos de autoridad que tiene el señor Zoido, el vicesecretario corriente del PSOE-A ha destacado que el PP-A parece no haber escuchado los «insultos» que se profirieron a la presidenta de la Junta y no haber visto los «golpes» que se le dieron al coche oficial que la trasladaba.

Para Jiménez, «raya lo impresentable» que hubiera dirigentes del PP que llegaran a entrar en el hotel donde estaba alojada la presidenta para preguntar por el cifra de su habitación. «Es desvergonzando que se intente ahora justificar lo injustificable», ha considerado el ‘número dos’ de los socialistas andaluces.

«No vamos a permitir que el PP eche balones fuera y no vamos a parar hasta que nos den una explicación», ha señalado Jiménez, para quien la «credibilidad» de la representación del Gobierno, con Carmen Crespo a la cabeza, y de la Subdelegación del Gobierno en Málaga se encuentra «comprometida» en estos momentos.

CRITICA LA AUTORIZACIÓN A UNA MANIFESTACIÓN DE «ULTRADERECHA» A todo ello se une, según ha destacado el vicesecretario corriente del PSOE-A, que la representación del Gobierno en Andalucía autorizara este sábado en Sevilla una manifestación de una organización «presuntamente estudiantil, pero que no esconde sus valores violentos y su simbología de ultraderecha».

Jiménez, que cree que la representación del Gobierno «se ha cubierto de gloria» este término de semana, ha considerado que esta institución es la «responsable» de los daños que felicidad movilización ha provocado en Sevilla. también, se ha mostrado «preocupado» por la postura «poco combativa» del Gobierno ante actitudes y expresiones «violentas».

Así, ha recordado que el expresidente de la Junta y exvicepresidente del Gobierno de la país, Manuel Chaves, sufrió hace unos días una «agresión personal» por fragmento de unos manifestantes cuando asistía en Chiclana(Cádiz) a un acción, unos hechos que la Subdelegación del Gobierno en Cádiz «no supo prever».

Todo ello demuestra, a sensatez del vicesecretario corriente del PSOE-A, que la representación del Gobierno está «a todo menos a lo que tiene que estar» y que su delegada, Carmen Crespo, no ha cumplido en las última semanas con su primordial objetivo: «garantizar el orden público, prever manifestaciones violentas y agresiones». «Pero ella está más dedicada a hacer de portavoz del PP y de oposición a la Junta», ha concluido.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados