PSdeG y BNG normalizan relaciones y entablan «cauces de diálogo»

Foto: EUROPA PRESSSANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 Oct. –

PSdeG y BNG normalizan relaciones y entablan

La reunión entre los líderes del PSdeG y BNG, José Ramón Gómez Besteiro y Xavier Vence, celebrada a demanda del dirigente socialista –recién escogido en el cargo–, ha servido para «normalizar» la relación entre ambas formaciones, que todavía comparten varios gobiernos locales y son aliados en la Diputación de Lugo (que preside el secretario corriente socialista), pese al distanciamiento de las dos organizaciones tras la derrota de las riendas de la Xunta.

No obstante, y aunque en el confluencia no se alcanzó ningún acuerdo determinado y se eludió el estado de los bipartitos locales, ambos dirigentes han destacado tras la reunión, que se prolongó una hora, la «cordialidad» de la encuentro y que ésta ha servido para abrir «cauces de diálogo» para alcanzar acuerdos en las materias que comparten visión, singularmente la pelea contra el sin trabajo y los servicios sociales.

En contraposición, los dos dirigentes políticos han coincidido enque mantienen sus diferencias sobre el idea de nación, ya que el BNG aboga por una mayor soberanía y el PSdeG defiende un «papel importante» para Galicia, que «puede ganar protagonismo», pero «en el marco español», en palabras de Besteiro.

Así, en declaraciones a los medios posteriores al confluencia , Besteiro ha destacado que se trató de una reunión «positiva y cordial» en el marco de su responsabilidad de «abrir un marco ancho de diálogo» con fuerzas políticas y agentes sociales.

Además, y aunque los socialistas «no comparten el discurso soberanista del BNG, pero tampoco es novedad ni noticia», Besteiro ha considerado que hay sitio para las coincidencias en cuestiones como la pelea contra el desocupación y el combate de la políticas de recortes. «Creo que los partidos no solo tenemos que dar la impresión sino en realidad transmitir que somos capaces de dialogar», ha juzgado.

«Fue un confluencia muy positivo frente a la postura autista del PP sobre los problemas reales de la ciudadanía», ha remarcado el secretario corriente del PSdeG, quien ha resaltado la cabida de «diálogo» de ambas formaciones, pese a tener «visiones distintas» en muchos temas.

Con todo, entre las coincidencias, el dirigente socialista ha destacado las «preocupaciones» compartidas en asuntos como el dificultad demográfico, el porvenir de las pensiones, y la obligación de lograr la «soberanía de la economía de las familias, que se está viendo muy comprometida».

«Tenemos una postura sobre los servicios sociales, pero además somos ambiciosos en materia económica y la verdadera obligación de Galicia hoy es crecer, y en todos los campos; por lo mucho combatimos ese discurso de la resignación y carencia de ambición del Gobierno gallego y que contribuye que la resignación se instaure en los gallegos», ha manifestado.

Por su fragmento, el portavoz patrio del BNG, Xavier Vence, ha explicado que hubo un «intercambio» de opiniones sobre los «problemas del país» y un estudio de las «consecuencias muy agresivas de los recortes y las medidas económicas». igualmente, trasladó las repercusiones en la nacionalidad de que «Galicia pierda cabida de determinación y competencias».

Vence ha destacado que se trata de un confluencia en el marco de las «relaciones normales», pero manteniendo las discrepancias propias de dos proyectos políticos «muy diferentes», en asuntos como «la cuestión nacional».

El líder nacionalista, que en contestación a diferentes preguntas ha indicado que «no se trataba de llegar a ningún acuerdo concreto», ha señalado que el confluencia ha servido para conocerse y poder entablar «una mayor fluidez personal».

De esta forma, ha reconocido que «no se entraron en detalles» como los bipartitos locales ni los pactos para futuras convocatorias, sino que hubo un «intercambio de ideas de cómo está el país». Así, y acerca de si se ha pactado algún tipo de acto social conjunta, ha indicado que, aunque existen coincidencias, ambas formaciones mantienen «su silueta en la defensa» de los distintos sectores.

REUNIÓN AFABLE La reunión comenzó con puntualidad británica después de que ambos líderes se dejasen fotografiar varios minutos en el patio del hotel donde se citaron, mientras hablaban de manera distendida de asuntos como el período, toda vez que la chubasco les dio un respiro para el ceremonioso saludo.

Besteiro, que apenas lleva un mes como secretario xeral, tiene pendientes varias citas con agentes sociales y además con el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, con quien mantendrá un confluencia el día 15 de noviembre.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados