Paradores que te teletransportarán al pasado

PARADOR DE CORIAS (ASTURIAS)

Paradores que te teletransportarán al pasado

¿Os imagináis un spa en un anticuado monasterio del centuria XI? ¿Qué pensarían los monjes de aquella periodo de que se haya convertido actualmente en un parador? El parador de Corias, familiar como el “Escorial Asturiano” en la bella localidad de Cangas de Narcea, es un impresionante monasterio de monjes benedictinos declarado monumento Histórico-Artístico patrio. Sus sótanos son un precioso museo de restos arqueológicos de la primera edificación; de repente, nos teletransportamos al centuria XI.

Desde las ventanas de las habitaciones se puede disfrutar de unas vistas al paisaje montañoso de quitar el hipo. Pero no todo va a ente Parador: único de los paseos estrella que ofrece Corias es el que pasa por su puente de cuenta romana, que invita a olvidarse de todo y relajarse. Esos mismos senderos llevan hacia hermosos parajes como el Parque corriente de Fuentes, la ahorro Muniellos o la ahorro El Cuetu d’ Arbas, donde el oso y el urogallo dejan su marca en hermosos mantos verdes de flora. Es decir, una extraordinaria riqueza faunística.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_de_corias_spa_1583_630x.jpg Un Spa en un anticuado monasterio del centuria XI

Parador Corias

PARADOR ALMAGRO (CIUDAD REAL)

Fue un cartuja renacentista, un hostal para numerosos peregrinos, además se utilizó como gallinero de comedias y hasta se convirtió en un hospital. Pero tranquilos, nada de malos rollos: nos encontramos en plena calaña y planicie manchega, con los molinos de aire de fondo (como si estuviésemos recordando el mundo improvisado de El Quijote). Aquí se encuentra el Parador de Almagro que conserva todavía bastantes elementos de la edificación inédito del centuria XVII: el cartuja austero claustro mudéjar de tocho con doble arquería de ámbito calceta, la iglesia, y las celdas de los monjes, reconvertidas en confortables habitaciones.

En su restaurante, enclavado en el anticuado cartuja franciscano de Santa Catalina del S XVI, la clave está en degustar guisos manchegos, las populares berenjenas de Almagro, deliciosos asados de cordero, chuletillas de lechal y magníficos quesos D.O La pringue. Es fundamental señalar, tratándose de Almagro, su festejo universal de Teatro Clásicos que se celebra todos los años en julio.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_de_almagro_7793_630x.jpg El Parador de Almagro en plena planicie manchega

Parador de Almagro

ALCALÁ DE HENARES, UNA ANTIGUA CÁRCEL (MADRID)

La vieja cárcel de Alcalá de Henares se ha reconvertido en un parador donde la construcción de vanguardia y el diseño conviven con la historia. Pues sí, donde antes había celdas ahora hay amplios salones donde desayunan y cenan los clientes de este modernísimo hotel. Donde antes estaban los talleres en los que los presos trabajaban, ahora hay confortables habitaciones exquisitamente decoradas en tonos blancos y grises. Donde antaño estaba la capilla, hoy hay un spa deleitable.

Pero lo mejor es que todo este entramado de modernidad crece envuelto en concordia debajo la estructura de los viejos claustros, de las antiguas estancias centenarias llenas de historias. ¿Qué diría El Lute si pasa un día de reciente por aquí? protegido no reconocería nada de su vieja morada. ¿O quizá si? A lo mejor las renovadas paredes del Parador aún esconden algo de aquel pasado sombrío y gris que solo quienes hayan visto el edificio en su época previo son capaces de percibir.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_de_alcala_de_henares_3430_630x.jpg Una antigua vieja cárcel en Alcala de Henares

Parador de Alcalá de Henares

PARADOR DE ZAFRA (BADAJOZ)

El parador ocupa el espacio del histórico palacete fortificado de los duques de certamen (siglo XV), ubicado en el imponente alcázar hispanomusulman, rehabilitado por Lorenzo Suarez de Figaroa. Su interno es gradilocuente, con hermosos artesonados, arcones, herrajes, pasamanos y elementos decorativos pertenecientes al anticuado palacete.

Un paseo imprescindibles es la itinerario del ducado de certamen en el que descubrir los principales enclaves vinculadas con esta aristocrática familia, como Salvatierra de Barros y La Parra. ¿La joya? Zafra, una arena de Templarios y Señoríos, de personas encantadora, ricos en erudición y sabios en una gastronomía basada en productos del campo.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_de_zafra_1413_630x.jpg El Hotel de Zafra, se alza sobre un imponente castillo del centuria XVI

Parador de Zafra

PARADOR SANTO ESTEVO (OURENSE)

El espacio monástico que alberga el parador de Santo Estevo es un grupo monumental de gran transcendencia. Sus habitaciones se distribuyen cernaía de sus tres claustros, único de ellos romano y los otros dos renacentistas. Su magnifica posición sobre una colina que domina los cañones del Sil, su atmósfera sosegada, la espiritualidad que desprenden su piedras y sobre todo la categoría de los servicios prestados, lo convierten en único de los paradores más valorados de España. Aquí el hastío no tiene cabida: ¿qué te parece navegar en catamarán por la Ribeira Sacra y darte unos gratificantes baños en las burgas, los chorros cálidos de agua termal de comienzo romano?

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_san_estevo_exterior_9536_630x.jpg San Estevo único de los paradores más valorados de España

Parador San Estevo

PARADOR DE SAN MARCOS (LEÓN)

Un asilo de peregrinos, un anticuado hospital, un cartuja y ahoram un precioso hotel de cinco estrellas. De repente, nos encontramos en un museo viviente de señoriales salones, un claustro, amplias y elegantes habitaciones y un restaurante indispensable. Su escrito es clásico pero no pierde el toque innovador como los pimientos del Bierzo, ancas de rana de La Bañeza, cecina de La cabrera, cocido maragato … y podría decir tanto más, pero pruébalo tu mismo.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_de_san_marcos_5799_630x.jpg Un museo viviente de señoriales salones en el P.de San Marcos

Parador de San Marcos

PARADOR DE MARQUÉS DE VILLENA (ALARCÓN, CUENCA)

Con más de trece siglos de historia, el parador de Marqués de Villena es único de los establecimientos que mejor ha conocido aprovechar con vanidad su erudición medieval en estado habano, trasladando a los viajeros a los tiempos originales del castillo. El parador está ubicado en la magnífica fortaleza que se yergue sobre un altozano rodado por un meandro del río Jucar, donde hace unos cuantos años el marqués de Villena se refugió allí en su pugna con los Reyes Católicos que ante la imposibilidad de tomar la fortaleza, se resignaron a firmar un convenio con él. El parador, un auténtico remanso de paz con tan solo catorce habitaciones, esta rodeado por un minucioso jardín y de sus elegantes textiles rojos y naranjas. abalorio la epopeya que en el cuarto 104, Don Juan Manuel, sentado en la ventana, pasaba tardes enteras escribiendo libros tales como el El conde Lucanor. Quizá sea éste un paraje de inspiración; sin incertidumbre, lo es.

* Puede que además te interese…

– Paradores con fantasma

– Rural, eco y chic: alojamientos rurales y responsables

– Hoteles con chimenea en España: incendio, camina conmigo

– España: 20 alojamientos rurales con encanto

– Diez cortijos con auténtico gusto andaluz

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_de_marques_de_villena_6267_630x.jpg Parador de Marqués de Villena

Paradores.es

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados