Matas será este lunes juzgado por segunda vez por exigir un cohecho de 42.000 euros a un hotelero mallorquín

Foto: EUROPA PRESS(Rogamos a nuestros abonados que sustituyan la previo noticia por ésta tras modificar un lapso en una número del segundo párrafo)

Matas será este lunes juzgado por segunda vez por exigir un cohecho de 42.000 euros a un hotelero mallorquín

La esposa del expresidente fue contratada por el empresario para encubrir el desembolso ilegal, si bien no realizó labor alguno

PALMA DE MALLORCA, 1 El expresidente del Govern Jaume Matas, quien se encuentra a la espera de conocer si debe ingresar en cárcel por los nueve meses de prisión que pesan sobre él por una de las piezas del caso Palma tierra, volverá este lunes a sentarse en el banquillo de los acusados para ente juzgado, en esta oportunidad, por presuntamente haber presionado a un hotelero mallorquín para que simulase la contratación de su hembra con el uno meta de encubrir la donación de 42.111 euros que el empresario habría entregado al exministro como prebenda.

Se trata de unos hechos por los que la Fiscalía acusa a Matas de ente autor de un infracción de cohecho tipificado en el crónica 426 del previo Código Penal (cuando el soborno mediare a ayuda del reo por fragmento de su cónyuge u otra individuo a la que se halle inseparable de manera estable), por el que solicita para él una tristeza de 9.000 euros de sanción así como el comiso de los 42.111 euros cobrados de manera supuestamente ilícita.

Circunstancias, también, similares a las que se dieron en su día en el caso del enjuiciamiento del expresidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps, quien fue acusado de un infracción de cohecho inerte inadecuado por considerar que, en virtud de su cargo, recibió de la trama Gürtel regalos en manera de trajes. mucho Camps como el exsecretario corriente del PP valenciano Ricardo Costa resultaron absueltos en el marco de ese procedimiento judicial.

El sensatez contra Matas, adecuado a la pieza seis del caso Palma tierra, tendrá paraje ante un tribunal del jurado, que comenzará a constituirse a partir de las 10.00 horas, tras lo cual arrancará la vista oral con la lectura de los escritos del Ministerio Público y de el amparo de Matas así como con el interrogatorio del acusado.

En determinado, los hechos se remontan a finales de 2006. Con la objetivo de incrementar sus recursos económicos, Matas contactó con el administrador de Hotel Valparaíso, Miquel Ramis, para solicitarle que le entregase 3.000 euros al mes aprovechando su situación como presidente del Ejecutivo balear. No obstante, a efectos de cubrir las apariencias, el entonces elevado cargo pidió al hotelero que fingiese un contrato de labor de un año de duración para su esposa, Maite Areal, con el que aparentar que se trataba de ingresos legítimos.

Unas pretensiones a las que accedió Ramis, en cuyo implantación hotelero había organizado actos y mítines del PP, al sentirse «comprometido y presionado» ante la «ascendencia» que el exministro le otorgaba y la cabida de influencia que le presuponía por los cargos que ocupaba, según sostiene la Fiscalía.

Sin decomiso, el empresario, postula la denuncia pública, era consciente en todo instante de que Areal no iba a desarrollar tarea alguna para su implantación -pese a que el contrato contemplaba la ejecución de funciones de relaciones públicas- y que el monto periódico que iba a pagar al matrimonio «no era más que una sencillo prebenda o dádiva». Así, dada de alta en la certeza Social y siéndole abonados en concepto de nómina 2.938 euros netos mensuales durante todo 2007, más dos pagas extraordinarias en junio y diciembre, Areal acabó percibiendo hasta un global de 42.111 euros.

La Fiscalía recalca que la hembra de Matas, tal y como había exigido su esposo, no desarrolló labor alguno y ni siquiera acudió a la sede del hotel Valparaíso durante el año que duró la simulación del trabajo. Así las cosas, Ramis ordenó finalmente la rescisión del contrato ante el precio barato que para su negocio representaba desembolso una nómina periódico sin contraprestación alguna.

Cabe recordar que, en el marco de este procedimiento judicial, el amparo de Matas alegó que el infracción de cohecho del que se le acusa habría prescrito y que le había sido vulnerado su derecho a la guarda judicial efectiva, si bien ambas cuestiones fueron desestimadas.

PENDIENTE DE CONOCER SI CUMPLE NUEVE MESES DE CÁRCEL Mientras mucho, el exlíder del PP balear se encuentra pendiente de que la Audiencia Provincial de Baleares determine si debe o no ingresar en cárcel para cumplir los nueve meses de prisión a los que el Tribunal Supremo (TS) redujo la tristeza delantero de seis años que le fue impuesta a Matas en el marco del primer sensatez del caso Palma Arena: la relacionada con la contratación anormal del periodista Antonio Alemany para la composición de los discursos del expresidente.

Y es que la Audiencia debe resolver en breve el medio que interpuso Matas contra el auto por el que el órgano judicial denegó suspender los nueve meses de cárcel -correspondientes a su condena como autor de un infracción de tráfico de influencias- o sustituirlos por una tristeza de sanción, pese a ente una condena inferior a los dos años de prisión. El tribunal aseveraba, de acto, que «el desperfecto social causado y el quebranto de la rectitud y dignidad de las instituciones públicas no se satisface con una multa».

EL CASO PALMA TIERRA, DIVIDIDO EN 27 PIEZAS SEPARADAS Se da la circunstancia de que Matas está siendo investigado en numerosos flecos del caso Palma tierra que, dividido en un global de 27 piezas, indaga a nivel total un presunto desviación de más de cincuenta millones de euros durante la edificación del velódromo palmesano (2005-2007) y su dable conexión con el tren de vida llevado por Matas como presidente de la Comunidad balear.

Asimismo, la motivo centra sus pesquisas en la financiación supuestamente ilícito del PP balear; la presunta malversación de fondos de Baleares y Comunidad Valenciana a través de las actividades del Instituto Nóos, y la contratación del arquitecto Santiago Calatrava por fragmento del Govern para la fabricación del anteproyecto de la Ópera de Palma, cuya edificación finalmente no se llevó a cuerda.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados