Márquez: «La regularidad abalorio, pero ente temerario es un imperfección de fábrica»

Son veinte años los que cumple la dupla Repsol Honda, que han dado diez campeones mundiales y más de 300 podios. Una asociación muy fructífera que todos esperan que siga sumando éxitos más allá de estas dos décadas. A la jarana de cumpleaños acudieron los actuales pilotos del conjunto , Marc Márquez y Dani Pedrosa, pero además el primer español en conquistar la corona de la máxima grupo, Álex Crivillé, y el piloto con más títulos de la hsitoria, Ángel Nieto. En el escenario, seis motos campeonas: la de Nicky Hayden, Mike Doohan, Crivillé, Valentino Rossi, Casey Stoner y Marc Márquez, y en las butacas, los máximos responsables de ambas empresas a anormalidad del jefe máximo de Honda, Shuhei Nakamoto, a quien la ciclogénesis le impidió coger el avión en Japón. No obstante, al acción no le faltó el toque sensible con el memoria de los diez títulos mundiales, los buenos momentos de estos 20 años y los mejores deseos para el porvenir que ya comienza pues Pedrosa y Márquez ultiman los detalles de sus nuevas motos para luchar por el trono de MotoGP en 2014.

«Las pruebas han ido muy bien. Todavía quedan seis días para ultimar detalles, potenciar lo que ya teníamos de bueno y mejorar sobre todo el marcha por curva», explicó Marc Márquez para ABC. Reconoció que su vida ha transformado tanto desde hace ecuánime un año cuando se estrenaba en la máxima grupo y Honda sencillamente le dijo «aquí tienes la moto, da vueltas». «Ahora me marcan qué tengo que probar y me miran más con lupa, como los rivales porque ahora defiendo título». además apunte que su vida fuera de la moto es distinta: «Echo de menos pasar algo más inadvertido. Me he dado abalorio en estos últimos tests en Sepang. La personas pasaba de mí el año pasado y en este me esperaban para firmarles camisetas en los aeropuertos o en el hotel. Aunque no todo es malvado, a veces me ha venido bien un poco de conectador en algunos sitios»

Espera revalidar el certificado que tan precozmente recogió en 2013 y para eso seguirá siendo el mismo Marc de siempre, aunque trabaja para que sea una versión incluso más mejorada: «Es complicado porque lo del año pasado fue impecable. No voy a cambiar mi manera de pilotar ni mi táctica, voy a luchar por todas las carreras. Si puedo ganar un calceta, iré a por él. No sabes si lo puedes utilizar al desenlace del año. ente agresivo es un imperfección que viene de fábrica».

Y al contrario que en la período pasada, por su mente ya pasa un deseo: dos Márquez campeones. «Si puedo pedir, me quedo con los dos títulos. El mío en MotoGP y el de mi hermano en Moto3. Me haría mucha fantasía y le voy a ayudar en todo lo que pueda, pero sin presión».

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados