Madrid busca torre Eiffel

El turista busca mitos y símbolos. Por las calles de las ciudades, el trotamundos persigue la marca de los escritores que relataron la villa, un paseo en moto por Roma, el Empire State de King Kong, besos en el céntrico Park o esa playa que aparece en cientos de películas. Madrid no tiene playa. ¿Cuáles son sus símbolos? ¿Qué pueden buscar los turistas en la capital española? Los últimos datos de visitas no la dejan en muy buen paraje. El parte sabe que Madrid no tiene un símbolo. Le carencia una huella y esa puede ente una de las claves de sus desastrosos datos de turismo. Pero no la única.

La batacazo de visitas foráneas en lo que va de año es del 6,7% en la región

Mientras las visitas baten récord en España, en agosto, el mes turístico por excelencia, Madrid tuvo un 22% menos de visitas, el peor referencia de su historia, y una minúscula mejoría del 1,4% en septiembre. En lo que va de año la llegada de visitantes foráneos a la comunidad lleva un disminución acumulado del 6,7%. El caída no se ha visto compensado por la llegada de turistas nacionales, y ello ha acto que la capital solo logre superar en ocupación hotelera a Castilla-La pringue, Extremadura y Aragón, con menos de un 42% de las plazas contratadas en el mes de la canícula y del 51,5% en septiembre (todavía muy por bajo de la media patrio, del 61,8%).

La preocupación del parte ha subido de tono. Y, con unas Administraciones que se culpan recíprocamente de la desastre, ayer el lobby de los grandes empresarios de la industria turística se reunió con la alcaldesa, Ana Botella, para tratar de poner en paso el anunciado plan de colisión que salve a la metrópoli de un escenario que empeora a marchas forzadas desde 2012.

La ocupación hotelera no llega a la media y los precios caen un 6%

Sin decomiso, los atisbos de que esta realidad vaya a cambiar en un año históricamente bueno para la primera industria patrio son casi inexistentes. Pese a los anuncios por fragmento de las Administraciones de ese plan de colisión, aún por concretar, para evitar el desplome del turismo en Madrid, ninguno de los expertos consultados cree que la posición cambie a efímero plazo.

Gabriel Escarrer, vicepresidente y mentor representante de la primera cadena hotelera española Meliá Hotels International, detalla cuatro factores que explican el mal proceder turístico sufrido por Madrid este verano. El primero de ellos es la carencia de promoción de este destino en el forastero, ?y precisamente se vuelve a recortar el presupuesto el año cercano, como ya ha ocurrido en este?, lamenta. El segundo, la carencia de conectividad aérea de Iberia, derivada del crisis que ha tenido IAG (International Airlines Group) con los pilotos ?y que lo pagamos todos los españoles? (Barajas ha perdido en los últimos dos años el 20% de su tráfico aéreo); así como el radical recargo de las tasas aéreas de AENA que ha provocado que se reduzcan las rutas de las aerolíneas low cost, ?EasyJet prácticamente ha desaparecido del aeropuerto de Barajas y Ryanair ha menor de manera fabuloso su presencia?.

?Madrid no se puede permitir perder cinco millones de viajeros?, dice Meliá

Dos razones más justifican el descalabro del destino turístico, según el ejecutivo de Meliá: ?La carencia de ferias y congresos internacionales debida a la ausencia de coordinación entre el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, que han tenido sus palacios de congresos cerrados, y a su mala planificación. Y, por ulterior, la falta de huella de la metrópoli y de pegada universal?.

Para Escarrer, ?Madrid no se puede permitir perder casi cinco millones de viajeros, que es lo que ha acto en lo que va de año, cuando el turismo representa más del 11% de su PIB. Es algo increible?. Y dice más: ?Madrid se está desangrando. La tristeza es que no se tomen decisiones antes y que los presupuestos del Ministerio para turismo caigan un 5% y los dedicados a la promoción por fragmento de Turespaña, un 16%. Tenemos un año fantástico como industria y nos pagan con una descuento en promoción, va en contra de toda la razón de trámite en la agencia privada?, continúa Escarrer, cuyos 22 hoteles madrileños, pese a comportarse mejor que la media debido a la atracción de clientes extranjeros de la huella Meliá, ?marchan peor que el año pasado y bajan precios?.

Amancio López, presidente del lobby de las grandes empresas del parte, Exceltur, y de la cadena hotelera Hotusa considera que ?los recortes presupuestarios restan competitividad al parte. también, habría que hacer una anormalidad para compensar la mala posición de Madrid. Es probable que falte sensiblería sobre la transcendencia económica que tiene el turismo , una despliegue que se lanzó a partir de los años noventa y no está muy desarrollada?.

Si París explotó Versalles, ¿por qué aquí no se hace con Ávila, con Segovia?

¿Cómo resolver la desastre del turismo madrileño? Los argumentos son repetidos por la mayoría de expertos consultados. Y no son nuevos, a pesar de que las Administraciones local, regional y patrio no se hayan concluyente a tomar cartas en el tema hasta que la territorio se ha pegado el caída, opina López. Por verdad, que los tres Gobiernos han declinado participar en este estudio para explicar el porqué de los problemas de Madrid y el plan grupo en que están trabajando para resolverlos (y en el que participa la iniciativa privada de la mano de Exceltur, entre otros). El Ayuntamiento se ha vedado a enviar la apunte de prensa con la que anunció un programa de promoción de la metrópoli en el afuera por precio de tres millones de euros para lo que queda de deporte; la Comunidad de Madrid ha favorito no contestar el cuestionario que ella misma solicitó. Y la secretaria de Estado de Turismo tampoco ha encontrado el instante de atender los requerimientos de este ámbito, a pesar de que este tema figura en los primeros puestos de su lista de prioridades.

Las Administraciones son las principales protagonistas del dificultad y de la remedio. ?Más aún en una territorio uniprovincial a la que los personalismos políticos han damnificado tanto, pese a que alcalde y presidente de la comunidad sean del mismo roto, en el Gobierno?, explica una surtidor que prefiere mantener el anonimato. ?La promoción hay que planificarla tanto mejor y, también, se necesita que la Administración vaya de la mano de la iniciativa privada, creando organismos conjuntos como el patronato que lleva muchos años funcionando en Barcelona o la fundación que se ha creado en Palma de Mallorca?, asegura Escarrer. Pero no solo es cuestión de promoción sino que hace carencia definir Madrid como destino turístico para poner en precio sus alicientes, además para los turistas nacionales. ?Y arreglar el divorcio de las distintas Administraciones en cuestión de ferias y congresos?, agrega el mentor representante de Meliá, para quien la iniciativa del Ayuntamiento de invertir fondos en promoción es buena, ?aunque las decisiones rápidas no dan frutos de hoy para mañana. De acto, no espero un buen año para Madrid ni una progreso fundamental en la batacazo que acumula el turismo pese a ella?.

La industria plantea un sociedad público-privado para revertir la situación

Fernando Bayón Mariné, director corriente de la escuela de Organización Industrial (EOI), considera que ?a Madrid le carencia una explicación estratégica de su prototipo turístico. Un ídolo que defina la metrópoli como la Torre Eiffel define París. Un narración. Esa sería la primera dimensión a aplicar y, después, invertir en ella. Quizás la metrópoli no tenga un solo ídolo sino varios reclamos que se pueden explotar, como la erudición, la pintura, la construcción, la gastronomía, el recreo, la noche??, dice. ?Pensemos que el barrio de Las Letras, que agrupa varios de los mejores museos de Europa, es uno en España y en Europa. Y si París explotó Versalles, por qué Madrid no puede hacer ídem con las ciudades cercanas, con Toledo, Ávila y Segovia…?. Bayón además dialecto de la obligación de ese sociedad público-privado para actuar, más aún ?en una de las actividades más permeables a la consorcio, sitio que todos consumimos turismo y, por lo mucho, eso genera dinero?. En su opinión, hay que invertir en atraer a la metrópoli grandes eventos internacionales, campeonatos deportivos mundiales, conciertos y demás actos multitudinarios. ?De acto, ciudades tanto más pequeñas que Madrid han sido capaces de hacerse con la copa universal de tenis, en el caso de Santander, o de Galicia, con la vela?, continúa. A Bayón, que declara que no cree en total en la efectividad de los planes turísticos a efímero plazo, le resulta fabuloso que no se tenga en abalorio a un parte que genera más del 10% del PIB y del manejo en España, y que también es el uno que en 60 años ha dado muy buenos resultados económicos y no ha tenido grandes conflicto.

?Lo que más me preocupa de Madrid es su carencia de representación. No se ha raído dinero en promoción afuera ni hay colaboración público-privada. Ni la Comunidad ni el Ayuntamiento ni los empresarios han labrado juntos y eso nos lleva al inmovilismo, algo que resulta fabuloso cuando quien gobierna es el mismo roto?, abunda Luis Arsuaga, director corriente de Jones Lang LaSalle Hotels & Hospitality, consciente de las diferencias entre Madrid y Barcelona, que se saldan con una batacazo media de los precios hoteleros del 6% en lo que va de año en la capital, frente al recargo del 1% de la metrópoli catalana. La supeditación de Madrid del turismo patrio y de negocios, que son los que más han caído durante la conflicto económica, ayudan a explicar ese mal proceder.

?A Madrid le faltan grandes marcas hoteleras internacionales que atraen clientes foráneos fieles a ellas, marcas de esplender, que en Barcelona representan el 15% de la planta hotelera frente al 9% de la capital, marcas que en todos los mercados en que entran consiguen subir los precios?, indica Arsuaga.

En Barcelona los hoteles de esplender suponen el 15%, en la capital solo el 9%

¿Por qué Four Seasons, por modelo , no tiene un hotel en Madrid? ¿Por qué no se va a buscar eslabones como estas y a ofrecerlas soluciones o ventajas para que inviertan en la metrópoli?, se pregunta Jordi Canals, director corriente de IESE Business School, que además se fija en Barcelona en busca de las soluciones. A su sensatez, la explosión de la capital catalana entre los viajeros internacionales tuvo paraje con la conmemoración del Año de Gaudí, que fue un fenómeno reciente para el turismo porque se empezó a vender por el mundo, en Japón, Estados Unidos y Europa. ?Madrid tiene que generar un producto. Y no le faltan atractivos para ello, al contrario?, agrega. Opina que la territorio debe prescindir de megaproyectos y parques temáticos, (en alusión a Eurovegas) ?que han sido un malogro en Europa? e involucrar a la consorcio civil en el crecimiento de un plan a largo plazo.

Starwood Hotels & Resorts es una gran cadena hotelera que dispone de esas marcas internacionales y que está interesada por Madrid, según explica su responsable de expansión, Coré Martín. Starwood tiene tres hoteles en la comunidad, después de que el año pasado se hiciese con el tercero. ?La conflicto y la batacazo de precios nos ofrece oportunidades?, indica, premeditadamente de que la capital no es una metrópoli reconocida internacionalmente porque no ha acto el ahínco inversor duradero que ha efectuado Barcelona desde los Juegos Olímpicos. Y, también, dice Martín, porque el lobby hotelero catalán es tanto más activo que el madrileño. Hasta el Hotel Palace, gestionado por la acompañamiento, ha perdido ocupación, dos puntos sobre el año previo. Y ello a pesar de que los clientes españoles solo son un 10% del global. Pero el sección de esplender es una isla en el interior de este mar, zanja.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados