Los mejores desayunos de España

A mí -la cierto, me da un poco idéntico toda esa cantinela de que el desayuno es la almuerzo más fundamental del día. lDesayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigor o algo así era, ¿no? Que no vengo aquí a hablar de carbohidratos ni índices glucémicos ni tanto menos soy vuestro nutricionista, sólo faltaba. Yo solo vengo aquí a hablar de amor.

Los mejores desayunos de España

Y es que es el desayuno donde los que amamos la gastronomía y las cosas sencillas encontramos nuestro verdadero imperio de Camelot. Nuestro Dorado sobre un mantel con migas de pan y alguna gota de café (Fue una gota). Porque en el silencio del desayuno -el pasar de las hojas, la cucharilla deslizándose en la taza, el crujir del pan tostado- nos reconciliamos un poco más con nosotros mismos y con un mundo que ya casi no reconocemos en las páginas de El nación. Una pausa, unos minutos de sosiego, decoro, erudición, cafeína y dicha. No imagino un instante mejor. Quizá ellas sí. Pero quién las entiende.

Y pasan los minutos -lentos-, se desperezan los gatos y la mañana se abre como una sonrisa. Despierta la metrópoli. Despierta el universo. Las piezas de este mundo raro van encajando, una a una, como un Tetris fundamental . Hay que vivir -sí- pero antes, hay que desayunar. Estos son los mejores cinco desayunos de España.

lSólo las gente aburridas son brillantes en el desayunor (Oscar Wilde)

Café Royalty (Plaza de Candelaria, Cádiz) fundado en 1912 (sí, celebrando la Constitución) seguramente el uno café romántico histórico en pie -y bien en pie- en Andalucía y único de los mejores desayunos que memoria, debajo el tejado con los lienzos de Felipe Abarzuza y la porcelana inglesa de principios de centuria. Hablo con Paco González (el cocinero) me da algunas claves de cada único de los desayunos de la escrito. Desayuno andaluz: tosta con jamón y zumo de naranja ecológica, el pan de aldea es de Olvera. Continental: bollería, zumo, café, chocolate, tostadas con aceite de oliva. Americano: huevos de Conil preparados de seis formas diferentes; revuelto, frito, pasado por agua, estrellado, al espejo o benedictinos y tortinas con nata y sirope de arce. Brunch: bollería, huevos, salchichas, bacon, salmón ahumado, ensaladas, de to-do.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201345/cafe_royalty_8126_630x.jpg El desayuno romántico de Cádiz

Café Royalty

lNo creo nunca haber tomado champagne antes del desayuno. Con el desayuno varias veces, pero antes jamás, nuncar (Holly Golightly)

Hotel Maria Cristina, San Sebastián. En término, qué vamos a decir de la mejor metrópoli del mundo y el renovado Maria Cristina -como rúbrica mi admirada Anabel, lel hotel parece un trocito (hermoso) de Park Avenue en el Cantábrico, y lo siento por su pasado afrancesador. Pero no estamos aquí para hablar de cine ni moquetas sino de croissants y café. Y qué instante, desayunar frente al al puente de María Cristina sobre el Urumea el desayuno Continental o el Americano. ¿Lo mejor? Donosti, diáfano -¿os he dicho ya que estoy enamorado?- y lo segundo mejor el acto de que prácticamente todos los ingredientes de la escrito son ecológicos. Digo sí.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201345/desayunos_en_donosti_5858_630x.jpg Desayunos en Donosti

Hotel María Cristina

lLa familia es lo primero, pero ¿podría ente después del desayuno?r (Jeff Lindsay)

Café Motha, vía Santa María 39, Madrid (Barrio de las Letras). Motha es muchas cosas raras: eco-friendly, slow food, cuqui, take away, homemade y dog-friendly. Pero sobre todo es la vivienda de Dani y Syl, un pequeño esquina donde todo es doméstico y es sencillo -volver a- creer en que se pueden hacer cosas. Hay que hacerlas. Aquí hay color, bochorno y cierto. además talleres de pan, brunchs memorables (por 26 euros) y un café impecable. lOtro gusto de cocinar, y es que no podemos sino rendirnos a su comunicación de intenciones: lUn concepto culinario que quiere rescatar las tradiciones, volver a consumir productos de período y disminuir las eslabones de distribución de los alimentos. Disfrutar de lo mejor que nos da la arena y el océano, en cada instante de su ciclo trascendental. Es hora de mirar hacia una nutrición sana, corriente y deliciosa. Que intente salvaguardar los métodos tradicionales de la agricultura, la ganadería y la pesca, proteger la biodiversidad alimentaria y construir una relación sostenible con el ambiente corriente y nuestra sociedadr.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201345/motha_4652_630x.jpg Benditas magdalenas, muffins, o lo que sea

Motha

lPara comer bien en Inglaterra es encomiable desayunar tres vecesr (William S. Maugham)

Hotel Arts. Sé que parece que ande enamorado de alguna maître servicial, pero no. El Arts es lmir hotel y fragmento -gran parte- de la culpa la tienen sus desayunos. Qué desayunos. Para huéspedes, el club de la planta 32: André Clouet, croissants de llorar, zumo de naranja, tortilla de ibéricos con Comté (preparada al deleite, et voilà) y las mejores vistas de Barcelona. Servicio impecable, discreción, prensa universal, revistas, sonrisas, sitio y esplender en el significado más totalmente honesto de la vocablo llujor -tan malinterpretada, tantas veces. Para los no huéspedes, el brunch temático de los domingos: estación de dim sums, mesa con quesos artesanos, postres del Arola y -en verano- parrilla en la terraza, donde puedes grillar carnes, pescados, verduras a tu deleite. Con una copa de champán en la mano. El asunto de noviembre es captura y setas. No sé a qué demonios esperan.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201345/hotel_arts_649_630x.jpg Discreción, prensa universal y todo lo que te puedas imaginar en el plato

Hotel Arts

lEl café debe ente negro como el demonio, cálido como el infierno, habano como un ángel y golosina como el amorr (Talleyrand)

Café Federal, L´Eixample (Barcelona). Esta es la Barcelona que nos gusta. Discreta, distinguido , contenida (sí, he dicho contenida). La Barcelona que amamos es una dama que adquisición en Bel & Cia, conocen en Santa Eulàlia, va de vinos a Monvínic, pierde el período en La céntrico y desayuna en Federal. Madrid es una demencia como Barcelona es paz, así que eso te exigimos querida: paz. Civismo. ingenio. Good taste. Y precisamente buen deleite se respira en cada esquina del Café Federal, buen deleite, tartas maravillosas, croissants perfectos (¿sabían ustedes que el comienzo del croissant está relacionado con la salvación austriaca de la invasión turca? ¿No? Pues ya lo saben) y seguramente el mejor café de la metrópoli a cuatro pasos del Mercat de Sant Antoni. Así sí, Barcelona.

* Puede que además te interese…

– Todos los artículos sobre desayunos

– Todos los artículos de Mantel & Cuchillo

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201345/federal_cafe_barcelona_4732_630x.jpg El desayuno de los campeones

Federal Café Barcelona

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados