Lo último: una suite flotante con el dormitorio a 4 metros debajo el mar

El Manta Resort es un hotel magnífico -cabañas de esplender junto a la playa- situado en la isla de Pemba, en Zanzíbar, al Este del continente africano. Los arenales de esta área del Índico son blancos, y el agua, transparente, como en las postales, un paraje bucólico para lunas de miel o cualquier otra variante de evasión romántica.

El inmersión cernaía de la isla de Pemba es una despliegue impresionante. El banco de coral virgen hace de este paraje un indispensable para los aficionados a la vida marina. Pero desde ahora, ahí bajo hay también una edificación asombrosa.

El añadidura que acaba de inaugurar el Manta Resort aumenta la singularidad de este destino. Se trata de una plataforma flotante situada frente a la isla que incluye una habitación -con todas las comodidades- a cuatro metros debajo el océano. Los huéspedes duermen en una cámara con paredes de vidrio, mientras que, en la área, hay una área de recreo donde tomar el sol.

El valor de esta habitación doble: 1.500 dólares la noche (unos 1.100 euros). Para una individuo, 750 dólares.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados