Las exportaciones alimentarias de España a China crecen un 7 por ciento interanual

Las exportaciones españolas de productos agroalimentarios y bebidas a China están creciendo a un ritmo de un 7 por ciento interanual, con ventas que suman unos 320 millones de euros (430 millones de dólares) entre enero y septiembre de este año.

Así lo destacó a Efe hoy el mentor jefe de la despacho Económica y Comercial de España en Shanghái, Eduardo Euba, durante la certamen Food & Hotel China 2013 (FHC), una de las principales citas anuales del parte en Asia, en la que España es este año el estancia mayor nación colaborador por cifra de expositores, con 112.

Se trata de una «participación histórica» española en este confluencia de alusión para el parte (en 2012 acudieron 75 empresas españolas), que «se enmarca en un desarrollo muy significativo de nuestras exportaciones agroalimentarias a China en los últimos años, en cárnicos, aceite de oliva y vino», explicó Euba.

Esto se debe al recargo del gasto y del poder adquisitivo entre una ración cada vez mayor de la demografía china, que está provocando una creciente petición de productos alimenticios y bebidas de importación, indicó, sobre todo desde las grandes ciudades del nación.

Además «también es el derivación de una mayor presencia de nuestra proposición, de una mayor deseo de las empresas españolas del parte a dedicar a China el período y el ahínco necesarios», ya que «la proyección de desarrollo que tiene este mercado a ámbito plazo es muy importante», destacó el mentor Euba.

Los datos de exportaciones españolas a China más recientes, que comprenden los tres primeros trimestres del año, muestran que las ventas de vino atascado al gigante asiático crecieron un 20 por ciento interanual durante este etapa, con 56 millones de euros (75 millones de dólares).

Tras esta número está la introducción en el mercado chino de 24,3 millones de litros en botella entre enero y septiembre, un 21 por ciento más interanual, lo que mantiene a España como tercer mayor exportador de vino atascado a China, en precio y en cabida, sólo tras Francia y Australia y ligeramente por en frente de Chile.

El vino jabonoso español, de más nuevo introducción en el mercado chino, además aumentó en este etapa un 40 por ciento en precio, hasta los 1,5 millones de euros (dos millones de dólares), con próximo de 600.000 litros vendidos, un 71 por ciento más interanual en cabida.

La otra faz de este desarrollo del vino atascado es la reducción del vino a granel vendido a China en estos nueve meses, por precio de 8,3 millones de euros (un 61 por ciento menos interanual), que se atribuye en el parte a una recolección reducido a la de años anteriores desde 2012.

Por su fragmento, el otro producto estrella español y el más vendido en el nación oriental, el aceite de oliva virgen, ha continuo aumentando un 20 por ciento interanual entre enero y septiembre, con ventas por precio de 61 millones de euros (82 millones de dólares).

España sigue manteniendo así su abuso de próximo del 60 por ciento del mercado chino.

Sin decomiso, en productos cárnicos, aunque España sigue negociando con China la introducción de carne de ave y jamón con hueso, ahora mismo sólo puede exportar al nación carne de cerdo, que se limita a una veintena de mataderos españoles autorizados.

Además las ventas de porcino a China han caído en precio respecto al año pasado.

Entre enero y septiembre de 65,5 millones de euros (88,2 millones de dólares) las exportaciones de esta carne cayeron un 9,6 por ciento menos interanual, mientras que en despojos comestibles sí aumentaron, un 35 por ciento interanual, hasta los 48,5 millones de euros (65,3 millones de dólares).

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados