La rocambolesca peripecia de los jóvenes que se escaparon del internado para bañarse en el Caribe

Como unos Bonnie y Clyde modernos y en versión pija, amigos del buen vivir y menos sangrientos. Dos fugitivos de 16 y 17 años de edad, que se escaparon de su internado «de 30.000 libras anuales» al año en Lancashire (Inglaterra) para irse de vacaciones al Caribe, han sido encontrados sanos y salvos, según informa el «Mirror».

Edward Bunyan e Indira Gainiyeva fueron localizados a un hotel en la República Dominicana una semana después de que se escapasen de su distinguido internado con nocturnidad y alevosía «teenager». Durante este período la pareja se gastó ingentes cantidades de dinero a través de tarjetas de crédito (lo que permitió, siguiendo su señal, localizarlos)

Los adolescentes se alojaron en un resort de esplender en Punta Cana desde el martes de la semana pasada, según abalorio el «The Telegraph», que rampa casi 2.000 euros por individuo a la semana con todo implícito. Tiene ocho bares, tres piscinas, pistas de tenis y restaurantes temáticos dice este ámbito. Cuando se dieron abalorio de que las autoridades seguían su pista, se cambiaron a un piso más prosaico a pie de playa que costaba 90 euros la semana.

El director del internado, que se mostró «encantado» de que hayan encontrado a los jóvenes, explicó que en los próximos días van a hablar con los chicos y sus familias para ver qué consecuencias tiene su proceder.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados