La Policía investiga la dable relación entre el atropello en Tiananmen y separatistas uigures

PEKÍN, 29 Oct. (Reuters/EP) –

La Policía china investiga la dable relación entre el atropello de decenas de gente en la emblemática plaza de Tiananmen, en Pekín, que se ha saldado con al menos cinco muertos y 38 heridos, y la insurgencia uigur en la provincia de Xinjiang (oeste).

Los fallecidos son los tres ocupantes del automóvil y dos turistas, una hembra filipina y un hombre de la provincia de Guangdong (en el sur de China), según la Policía. Entre los 38 heridos figuran tres turistas filipinos –dos mujeres y un hombre– y un turista japonés.

Según informaciones policiales y médicas citadas por Xinhua, el vehículo se estrelló contra un guardarraíl del puente Jinshui, que atraviesa el foso de la metrópoli Prohibida, y arrolló a varias gente antes de incendiarse.

El automóvil se estrelló casi frontalmente con la inicio primordial de la metrópoli Prohibida, donde cuelga un grandioso retrato del fundador de la República Popular China, Mao Zedong. Las llamas fueron sofocadas poco después del incidente y el tráfico recuperó su curso usual próximo de una hora más tarde.

En el marco de la investigación, la Policía está recabando información en hoteles de la capital sobre posibles huéspedes sospechosos. igualmente, ha indicado que los dos sospechosos del suceso residen en la provincia de Xinjiang.

Parte de la comunidad uigur, musulmana de idioma túrquica, acusa a Pekín de reprimir su erudición y religión, mientras que China asegura que respeta sus libertades y acusa a los extremistas de separatismo.

Sin decomiso, múltiples ONG aseguran que las autoridades exageran la amenaza para justificar sus duros controles en Xinjiang, ubicada estratégicamente en la límite con India y Pakistán.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados