La Policía china sospecha que el ofensiva en Tiananmen fue un atentado uigur

La Policía china sospecha que el raro accidente de ayer en la plaza pequinesa de Tiananmen, en el que murieron cinco gente al arder un coche que embistió a la tropel, fue un atentado terrorista. Así lo publica este martes el cotidiano «Global Times», portavoz del roto Comunista, al asegurar que la Policía está buscando a dos sospechosos de Xinjiang, la territorio musulmana enclavada al oeste de China donde buena fragmento de sus habitantes autóctonos, de etnia uigur, reclaman la emancipación.

Según el citado cíclico, la Policía ha enviado a una apunte a los hoteles de Pekín para que informen sobre «huéspedes sospechosos» que se hayan registrado desde el 1 de octubre. Los agentes han identificado a dos uigures de los condados de Pishan y Shanshan, en Xinjiang, así como un todoterreno de color diáfano y cuatro matrículas de esa remota territorio.

Curiosamente, esta noticia solo aparece en la versión en inglés del «Global Times», ya que las autoridades están censurando la información que aparece en los medios chinos por la implicaciones políticas del caso, auténtico ofensiva al centro neurálgico de Pekín. Ayer al mediodía, un Jeep embistió a la tropel de turistas que se congregaban ante la puerta sur de la metrópoli Prohibida, en Tiananmen, y ardió ecuánime enfrente del retrato de Mao que preside la céntrica plaza. En el fuego murieron el conductor del vehículo y sus dos ocupantes, así como una turista filipina y un varón de la provincia de Cantón (Guangdong). también, resultaron heridas 38 gente, entre las que figuran tres turistas filipinos y único japonés. Dos de los heridos continúan en estado importante.

Tanto el paraje, emblema político del régimen chino, como las oscuras circunstancias del suceso hicieron pensar enseguida que se trataba de un ofensiva o una manera suicida de queja más que de un incidente de tránsito, ya que el tráfico está vedado a 40 kilómetros por hora en ese parte de la avenida Chang An, que recorre la metrópoli de este a oeste. Entre las teoría, se barajaban una queja de «peticionarios», como se conoce a los agraviados por las injusticias sociales, una inmolación de tibetanos o de seguidores del perseguido instruido «Falun Gong» o un atentado terrorista de uigures de Xinjiang, a los que la Policía culpa del ofensiva.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados