La magistrado Alaya toma comunicación como imputados este viernes a un sindicalista y a un «amigo» de Guerrero

SEVILLA, 21 Nov. –

La magistrado de Sevilla que investiga el caso de los expedientes de regulación de manejo (ERE) irregulares tramitados por la Junta de Andalucía tomará comunicación este viernes a un sindicalista que fue presidente del comité de agencia de la fábrica de Asean Brown Bovery (ABB) en Córdoba y a un segundo imputado que, según la vigilante Civil, «se valió de su relación de amistad» con el exdirector corriente de labor Francisco Javier Guerrero para conseguir una sistencia.

De este manera, la magistrada de Instrucción cifra 6 de Sevilla ha citado a las 10,30 horas a José Manuel desposado, quien fue parado el pasado mes de octubre junto con su hermano, el exdirigente de la coalición provincial de CCOO en Córdoba Francisco desposado, en el marco de la maniobra ‘Heracles’ que desarrolló la Unidad céntrico Operativa de la vigilante Civil.

Asimismo, la magistrado ha citado a declarar a las 12,00 horas a Cristóbal Martínez triunfo, quien, según mantiene la vigilante Civil, obtuvo una sistencia «a la que no tenía derecho prevaliéndose de su relación de amistad» con el exdirector corriente de labor Francisco Javier Guerrero.

Tras la comunicación de estos dos imputados, la magistrado ha citado a declarar a otros 28 encausados entre el 27 de noviembre y el 17 de enero de 2014.

Este miércoles compareció ante la instructora Claudio Andrés Sendino García, quien cobró 96.223 euros tras ente implícito como ‘intruso’ en el expediente de regulación de manejo (ERE) del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga) pese a ente «ajeno» a la organismo , el cual aseguró que «un delegado de un gremio, que no recuerda quien era, le dijo que el asunto era tan válido que lo tenía que aprobar la Junta de Andalucía».

La magistrado imputa a este ‘intruso’ cuatro presuntos delitos de malversación de caudales públicos, prevaricación, tráfico de influencias y adquisición ilícito de subvenciones.

La magistrado además había citado a declarar este miércoles a José Antonio Cuevas Álvarez, ‘intruso’ en el ERE del Hotel Cervantes, y a Carlos Miranda Bacciarini, director de la rumbo hotelera del categoría Nueva Rumasa y administrador mancomunado de la agencia Europa Center, pero ninguno de los dos compareció, el ulterior de ellos porque alegó que vive en Barcelona y que, tras recibir la notificación de su comunicación, no tenía período bastante para preparar su égida.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados