Juzgan este lunes a un varón acusado de estafar unos 93.000 euros desde el hotel de su madre en Úbeda

JAÉN, 18 Nov. –

La departamento Primera de la Audiencia Provincial de Jaén tiene previsto juzgar este lunes a un varón, identificado como J.M.A.M., al que la Fiscalía atribuye un infracción de fraude y otro continuado de mentira en carné mercantil por haber supuestamente defraudado más de 93.000 euros a Unicaja y a la envase Rural de Jaén mediante operaciones realizadas con tarjetas de crédito falsificadas desde el hotel de Úbeda (Jaén) del que es titular su madre y él era gerente.

Según explica el fiscal en su carta de denuncia, al que ha tenido entrada Europa Press, el encartado, como gerente del referido implantación hotelero, contrató tres datáfonos con otras tantas entidades financieras –BBVA, Unicaja y envase Rural de Jaén–, valiéndose para ello de la rúbrica de su madre, que «ignoraba la utilización que ulteriormente le iba a dar su hijo» a dichos aparatos.

En determinado, «entre los meses de marzo a junio de 2012», el acusado, según el Ministerio Público, utilizó los datáfonos «para pasar a través de los mismos tarjetas de crédito falsificadas, echando un garabato o firmas simuladas en los correspondientes tickets, simulando operaciones de gasto o prestación de servicios supuestamente realizadas» por el hotel que gestionaba.

La Fiscalía atribuye al imputado la ejecución de «18 operaciones consumadas por precio total de 35.574,17 euros» a través del terminal de la envase Rural, «y al menos otras seis operaciones más por precio total de otros 8.301,75 euros pendientes de verificar», mientras que mediante el terminal de Unicaja, según el Ministerio Público, realizó «al menos 32 operaciones consumadas por precio total de 57.605 euros».

Además, supuestamente llevó a cuerda a través del terminal del BBVA «dos operaciones por precio global de 5.760 euros», si bien en este caso éstas «fueron detectadas como fraudulentas por la organismo antes de ente cargadas en la abalorio del acusado».

Por estos hechos, la Fiscalía pide para el procesado una tristeza de cinco años de cárcel y el desembolso de una sanción diaria de doce euros durante diez meses, así como, en concepto de deber civil, que indemnice con 57.605 y 35.574,17 euros, respectivamente, a Unicaja y envase Rural de Jaén.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados