Hay un astrónomo habitante en mi hotel

Exterior noche. Una pareja sentada, frente al océano, en postura suficiente romántica.

Hay un astrónomo habitante en mi hotel

– Mira, tenemos toda este cielo para nosotros.

– Y una luna que no nos merecemos.

– Ay, tontorrón, que sí nos la merecemos. Por verdad, mañana estará llena.

– Mañana no, le carencia una semana.

– Si tú lo dicesh Mira qué estrellón: ¿será la estrella del Sur?

– Pero cómo va a ente la Cruz del Sur si estamos en Vietnamh

– Yo es que siempre me he liado con las estrellas. Como en Madrid apenas se ven.

– Por eso nos hemos venido aquí, pichoncito, porque aquí el cielo es muy limpio.

– Enséñame la Osa Mayor, la reducido, la Mediana, la ExtraLarge. Si te importo, enséñame planetas.

– Yo es que de la Estrella Polar, la que más brilla, la que veo cuando voy a la sierra, no salgo. No puedo ente impecable.

– Pues vaya. Y no tienes ninguna aplicación para iPhone que nos cuente algo del cielo?

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201351/parag_mahajani_8734_630x.jpg Parag Mahajani enseñando a leer el cielo a un huésped

Six Senses Con Dao

Este conversación tuvo paraje antes de que esta curiosa pareja supiera que en el hotel en el que se alojabanhhabía un astrónomo habitante. El sello de hoteles Six Senses abalorio con un astrónomo reconocido, Parag Mahajani, que ofrece su conocimiento de forma continuo a los huéspedes de estos lugares que, hasta sin astrónomo y sin estrellas, nos gustarían.

Nuestra parejita en cuestión estaba en el Six Senses Con Dao, que, también, acaba de inaugurar su propio mirador Astronómico, el primero al sur de Vietnam. Desde este paraje del Sudeste Asiático, se ven Mercurio, Venus y Saturno; además se realizan sesiones de indicación al alba y cenas en torno al zodíaco. No es el uno Six Senses que mira al cielo, en el Ninh Van Bay hay encuentros para mirar las estrellas con un cocktail en la mano.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201351/observatorio_de_six_senses_con_dao_8381_630x.jpg mirador Astronómico del hotel

Six Senses Con Dao

En su carrera por ofrecer lo más exclusivo (ojo, no lo más caro), los hoteles de esplender agarran papel y lápiz y piensan. Mirar las estrellas es gratuito. Hacerlo mientras nos guía alguien con la práctica de Mahajani no es para todos los públicos. La información es un emblema de estatus.

Menos menos minibares que no vamos a abrir, menos DJs residentes y más astrónomos residentes. O, al menos, un telescopio.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201351/six_senses_con_dao_5768_630x.jpg Doble de estrellas: las de la gran pantalla y las del cielo

Six Senses Con Dao

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados