Fuera químicos: gastronomía bio-friendly en Berlín

DESAYUNO, CAFÉ Y MERIENDA

Fuera químicos: gastronomía bio-friendly en Berlín

En el coqueto barrio de Rixdorf, que sigue manteniendo fragmento de su esencia de aldea medieval a pesar de estar integrado a Berlín desde 1899, se instaló hace años una de las cafeterías imprescindibles de este especie gastronómico, si podemos llamarlo así. Se lumbre Vux y se puede encontrar en la Wipperstrasse 14.

Este café bio respeta las reglas del comercio ecuánime, y sus tartas y dulces ocupan buena fragmento de la escrito de este paraje oculto tras único de los callejones de Neukölln. Los batidos se hacen exclusivamente con leche de arroz o leche de soja y su brunch en los fines de semana veraniegos (de doce del mediodía a tres de la tarde) marcan la desigualdad entre la variada proposición local, lo que es tanto decir.

El blanco y negro de su diseño interno es una de las razones por la que a más de un comedor de carne le compensa saltarse la dieta de vez en cuando para disfrutar de este paraje de inspiración brasileña (Café, doces e salgados, reza en su letrero exterior).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201414/una_de_las_tartas_bio_de_cafe_vux_7320_630x.jpg Una de las tartas bio de Café Vux

Café Vux

EN LA CESTA DE LA COMPRA

La presencia de la cadena de supermercados LPG en la metrópoli cumple veinte años recopilando los mejores productos a menos de dos cientos kilómetros de Berlín, cuidadosamente transportados hasta sus ocho establecimientos en la capital alemana. único de ellos, situado en la Kollwitzstrasse del barrio de Prenzlauer Berg, abalorio con dos plantas y es considerado el más vasto de toda Europa.

En su interno se puede encontrar de todo y todo orgánico al cien por cien, hasta su departamento de cosméticos. De todos modos, muchos de los supermercados convencionales de Berlín reservan una extensa fila de productos bio que suple buena fragmento de las necesidades.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201414/bistro_bardot_3231_630x.jpg Un bistró bio con amor almodovariano

Bistró Bardot

HORA DE COMER

Bistró Bardot es el restaurante del Almodóvar, un reciente hotel de Friedrichshain con imágenes del manchego mundial y su musa Penélope Cruz en las paredes. Como era de esperar, la singularidad del paraje se encuentra en la dieta mediterránea más básica: tapas españolas y fondue y pastel flambeada francesas.

Amplía el horario de abertura para, por las noches, convertirse en un club en donde brindar con bio-cócteles. El acto de prescindir de un buen cifra de alimentos se compensa con el cuidado de los productos seleccionados. Por modelo , la pimienta que utilizan en sus platos procede de una plantación biológica del sur de La India. felicidad producción permite mantener a los pueblos nómadas de la área y respetar el código gastronómico del restaurante.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201414/bistro_bardot_1117_630x.jpg El postre de Bardot

Bistró Bardot

BIO FAST FOOD

Sin salir del barrio paseando por la Boxhagener Strasse encontramos Vöner, el típico sitio de kebabs turco con una fundamental desigualdad. El bloque cilíndrico de carne es realmente carne vegana, hecha de vegetales, seitán, soja, aceite de oliva y agua. Las raciones son generosas y el derivación delicioso.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201414/voner_7131_630x.jpg Turquía vegana en Berlín

Vöner

Aunque a gusto nadie gana a Mustafa, el renombrado sitio callejero que proposición kebabs veganos a pocos metros del aun más familiar Curry 36. Sigue habiendo colas diarias sin importar el ambiente. Son largas pero no duraderas, pero para los impacientes quizá la mejor opción sea pasarse sobre las once de la mañana.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201414/mustafa_3536_630x.jpg ¡Al rico kebab vegano!

Mustafa

También en la grupo de almuerzo rápida se encuentra el Mo’s Imbiss, un diminuto local regentado por Mo y su esposa cuyo sobrenombre (el rey del falafel) lo dice todo. también de ente la mejor versión de las famosas croquetas de garbanzos orientales que podemos encontrar en la metrópoli, sus sopas y purés son verdaderamente reconfortantes tras una noche loca en Kreuzberg. Todo acto con las cuatro manos del entrañable matrimonio en la Graeferstrasse 9.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201414/voener_2112_630x.jpg Berlín es bio 100%

Vöner

QUE NO FALTE EL POSTRE

Y de postre, gélido bio que conjuga los preceptos básicos de la filosofía orgánica. Regentado por italianos, Caramello en la Wühlichstrasse no usa leche en casi ninguno de sus productos. Logran una variada progresión de sabores que hace que para muchos el paraje sea la mejor heladería de la metrópoli. Compiten con ellos parcialmente Café e Gelato de Potsdammer Platz, cuyo triple lema es: gusto, frescura y salud. El gélido en Berlín, incluso el bio, sigue siendo objeto de italianos.

* Puede que además te interese…

– Los mil y un fast food de Berlín

– ¡Un kebab, por favor! Turquía en Berlín

– La antiguía de Berlín

– La guía de Berlín

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201414/cafe_e_gelato_1448_630x.jpg Biohelado

Café e Gelato

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados