Fiebre roja en Nueva York: el retorno del bloody mary

Fue en los años 20, en determinado en 1921, cuando el barman Fernand Pietot dio con el primer bloody mary mezclando vodka, zumo de tomate, sal, pimienta, limón y salsa Worcesteshire. Lo empezó a servir a los prestigiosos clientes del New York club en París. Y cuando se mudó a Nueva York y empezó a trabajar en el King Cole club del hotel St. Regis se llevó la receta con él, aunque no empezó a hacerla hasta que un anticuado cliente le pidió laquel cóctel que hacías en Parísr. Entonces empezaron a servir una media de 100 bloody marys al día. 850 siguen sirviendo ahora al mes.

Fiebre roja en Nueva York: el retorno del bloody mary

El cóctel que lleva el nombre de “María la sanguinaria” (o un homenaje a Mary Pickford) ha vuelto a ponerse de moda en Nueva York. El primer festejo de bloody marys celebrado en Brooklyn lo confirma. No hay que olvidar que estamos en la metrópoli del boozy brunch, el brunch alcohólico. Y como aprenderás en esta guía, si no lo sabías ya, el bloody mary y el brunch son los mejores amigos.

¿CÓMO SE BEBE?

¿Cómo debe ente el impecable bloody mary? La pregunta del millón. Cada único sabe cómo es el suyo: más o menos picante, con más o menos ornamento, con más o menos limón, con vodka o con ginebra, con Tabasco, con Sriracha, con Worcesteshireh Al desenlace, en lo que todo el mundo está de acuerdo en que el secreto está en el equilibrio de todos esos detalles e ingredientes. Y, por supuesto, sin poner límites a la creatividad en este cóctel, eso sí, SIEMPRE ROJO. No nos valen los experimentos que le quitan el bloody (sangriento) a Mary.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201418/como_se_bebe_bien_de_tabasco_y_bien_de_rojo_4125_630x.jpg Cómo se bebe: bien de Tabasco y bien de rojo

Corbis

¿CUÁNDO SE BEBE?

Será por su renombre de ?curar resacas? (no científicamente comprobada, más bien al contrario), pero el bloody mary se bebe, especialmente, desde la mañana hasta primeras horas de la tarde. Es el compañero impecable del impecable brunch. De acto, tan bien combina que hay quien está convirtiendo el bloody mary en un brunch lleno en sí mismo. Y os quejabais de las ensaladas de gin tonics.

En ciudades como Chicago la fiebre del bloody mary se ha vuelto tan loca que tienen hasta hot god bloody mary y el más célebre allí, el Sumo Mary. Sí, una pelea contra tu cóctel que lleva de aderezo o ornamento lo que tenga por ahí el chef ese día, desde sándwiches a rollitos vietnamitas y que rampa 40$.