El Turismo de Reuniones, según SCB

La radiografía del parte. El informe añal del Spain Convention Bureau (SCB) vuelve a mostrar la fotografía fija de la evolución de nuestra despliegue congresual y de reuniones. Aunque el MICE español obtuvo en 2013 más participantes, registró un leve disminución en el cifra de reuniones respecto a 2012.Y, lo que es más significativo, una batacazo del consumo ámbito por representante. Más de 19.600 reuniones (1,5% menos que en 2012), con 3,4 millones de participantes (13,4% más), y una media de 175 asistentes por reunión, son las principales magnitudes sectoriales.

La consolidación del solomillo del Turismo, al ente su sección más rentable, es confirmada por casi 4.000 reuniones más que en 2010, mientras crece el cifra de participantes, remontando los récords de 2010 y 2008. Más de 450 euros de consumo ámbito (la medio en cuotas de inscripción y la medio en transporte y alojamiento), con 68 euros de consumo cotidiano de bolsillo, dan una noción suficiente exacta de la elevada categoría del Turismo de Reuniones, con 4.270 millones de euros de consumo recto en 2013.

Se confirma la tendencia al alza de los congresos, como el tipo de reunión que más crece, en detrimento de las convenciones, que han descendido. Si bien el mayor protagonismo corresponde a las jornadas (56%) que reunen el 42% de participantes. Y es que los participantes en jornadas fueron más de 1,4 millones, muy por encima de los de convenciones, que no llegaron al millón, y los de congresos, que tampoco superaron esta número.

Por el medio de las reuniones, menos de la cuarta fragmento son internacionales (23%) y casi un tercio regionales (30%), frente a la medio, que son encuentros de medio patrio (48%), lo que demostración la progresiva restauración que demostración el casero.

En ciudades-sede, pese a la pujanza del binomio Barcelona-Madrid mque, aunque ceden solar, todavía concentran próximo del 40% del mercadom, suben las urbes de dimensión ámbito (entre 100.000 y millón de habitantes), en detrimento de las más pequeñas (cuentan con menos de 100.000 habitantes).

Como es conocido, la aportación del MICE al Turismo en España es, cualitativamente, excepcional. Gracias especialmente al consumo ámbito del Turismo de Reuniones, que es muy superior al del vacacional. Relevancia sectorial que lo es además cuantitativamente, al rozar ya el millón de visitantes extranjeros (50.000 más que en 2012), que suponen el 30% de los participantes en congresos, convenciones y jornadas. Aunque el grueso de delegados continúan aportándolo los participantes nacionales (71%) y, en el interior de estos, los procedentes de Cataluña (23%) y la Comunidad de Madrid (21%).

Pese a su transcendencia, hay una penumbra en los datos económicos del informe añal del SCB: el consumo de los delegados cayó el pasado año el 16,5% respecto a 2012, por la considerable descenso del consumo registrado por los acompañantes, que en el año previo llegó a ente de 1.000 millones.

Los sectores que tiran del MICE en España continúan siendo el médico-sanitario y el económico-comercial, que representan conjuntamente el 41% del global de reuniones.

También se mantiene sin apenas modificación la estacionalidad que caracteriza al Turismo de Reuniones: mayo, junio, octubre y noviembre son, por este orden, los meses con una mayor tarifa de conmemoración de eventos en nuestro nación. Mientras los hoteles continúan siendo la sedes favoritas (32%), aunque no dejan de crecer los palacios de congresos (29%), seguidos de otras sedes y espacios singulares como monasterios, bodegas, etc., que superan ya el 18%. Por dimensión, la medio de las reuniones tienen entre 50 y 150 participantes, y crecen las reuniones de entre 151 a 250.

Que le sea provechoso. Ese es nuestro mayor inclinación.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados