El terremoto de la sucesión

José Antonio Griñán es un varón inesperado, espontáneo, propenso a las griñanadas. Unas son geniales; otras lo son menos. Con el aviso del miércoles de que no repetirá como postulante a la presidencia de la Junta de Andalucía, a tres años de las elecciones, y de que quiere limitar a dos los mandatos no estamos ante una de ellas, sino ante una jugada, muy meditada, que se encuadra en la primera de las categorías.

La maniobra recibe el calificativo de ?habilidosa? por fragmento de la mayoría del PSOE andaluz, la aplaudan o no. Ese día, Griñán hizo público en el completo del Parlamento que tenía concluyente desde hace ?mucho período?, como reconoció ante los diputados del categoría socialista a puerta cerrada, no repetir como letrero electoral. Y esa determinación, que manera fragmento de una certeza personal profunda y auténtica, ha provocado un terremoto y una convulsión en su educación, en el PP, en Izquierda Unida y en la Junta de Andalucía, donde los cambios siempre generan incertidumbres.

Las repercusiones en el PSOE tienen dos trayectorias: una andaluza y otra federal. Griñán se va, pero no se sabe cuándo. Aunque ha dicho que acabará la legislatura, nadie le cree. Es más, hay algunos que opinan que si por él fuera lo dejaba ya, mañana mismo. Ha acto saber que va a ceder todo el protagonismo a su sucesor en el Gobierno andaluz y además en el roto del que es secretario corriente en Andalucía y presidente federal. Su memorándum va a estar más voluntario. Lo ven ya de reina madre de un Gobierno de unión, donde su vicepresidente, Diego Valderas, además está en la misma situación desde que dejó la coordinación de Izquierda Unida. Algunos lo ven excesivo calderilla de manos y le han trasladado a la consejera de la Presidencia e equivalencia, Susana Díaz, que le transmita que aún no toca ocio.

Sin data para limitar los mandatosJosé Antonio Griñán se paso sin data fija, convencido de que no debe permanecer más de ocho años. Pero ha descuidado una labor al PSOE de Andalucía, la de limitar a dos los mandatos del presidente de la Junta. Lo dijo en el discusión de la comunidad, aunque no en tono imperativo: ?Pediré además a mi roto que estudie la conveniencia de limitar a dos los mandatos presidenciales y que, desde el conversación, podamos convertir la restricción en una norma corriente y estatutaria?.

El PSOE andaluz siempre se ha opuesto a acortar por ley la vida política de los presidentes. Por el contrario, el PP siempre lo ha defendido. De acto, era la primera ley que Javier Arenas (PP) decía que iba a llevar al Parlamento si hubiera gobernado tras las elecciones de marzo de 2012. asimismo, Izquierda Unida es partidaria de la restricción y la tiene incluida en sus estatutos internos.

Griñán ha transformado de opinión sobre este tema. En una diálogo en la Cope en octubre de 2010 aseguró: ?Los mandatos de los presidentes dependen sobre todo de los electores, no de limitaciones o autolimitaciones. Normalmente, el que pone y quita a un presidente en democracia son las urnas y creo que de las urnas depende el que siga un presidente o no siga?. Y aún más: ?Todo depende además de las circunstancias. Los partidos deben tener siempre un margen de operación para saber en cada instante a quién tienen que presentar y que sean los ciudadanos los que decidan quien tiene que ente el que gobierne?.

El pasado jueves, el vicesecretario corriente del PSOE, Mario Jiménez, no aclaró las fechas de cuándo se aprobará la limitación: ?Cuando el roto lo acuerde?, dijo. La propósito del PSOE es llevar una ley al Parlamento, consensuada con el residuo de los grupos e incluir ese dictamen en el Estatuto andaluz, a través de un procedimiento menos tortuoso que el que requiere la convocatoria de un referéndum.

Ante la insistencia de las preguntas, Jiménez dijo: ?Esté o no carta, se ha inscrito a incendio en las normas del roto?.

El PSOE andaluz sí tiene recogida en sus estatutos la restricción a ?más de tres mandatos consecutivos? los cargos orgánicos ejecutivos.

Díaz es la apuesta de Griñán y del instrumento del PSOE como sustituta. La señaló desde el mismo día que la nombró consejera de la Presidencia y necesita período para coger las riendas, pulir sus muchas y afiladas aristas y ganar en conocimiento ante los ciudadanos. Una mayoría cree que no habrá problemas de bicefalia como ocurrió con Griñán cuando sucedió a Manuel Chaves en 2009, pero eso no está garantizado. ?Desde el miércoles pasado, ya todos llaman a Susana no al presidente?, asegura un diputado. ?Lo coherente es que la deje volar sola un período?, opina un dirigente provincial, que cree que el éxito de Díaz en las primarias del 29 de julio no está en cuestión, aunque en un roto con una vena tan ácrata como el PSOE no hay que dar nada por acto cuando se lumbre a votar a 45.000 militantes.

Está por ver si los críticos, que sacaron de forma inesperada un 30% hace un año en el congreso regional, pueden articular una alternativa potente en torno a Micaela Navarro, si es que esta se deja convencer. período no hay, reconocen, y Díaz lleva trabajando en esta maniobra desde hace tanto período cuando el residuo ni siquiera ha arrancado. ?Son fulleros, pero la jugada es de chapó?, admite un crítico. Las primarias son una cuestión de tener indios atrás y de tribus y de indios sabe muchísimo la además secretaria corriente del PSOE de Sevilla y ex secretaria de Organización de casi todo.

La versión oficial que transmite el PSOE, a través del vicesecretario corriente, Mario Jiménez, otro gran maestro en tribus, es que estas primarias no están hechas a mata corcel y que su roto debe estar dispuesto ante cualquier ?contingencia? afuera, en referencia a un dable adelanto electoral. La oficialidad socialista transmite que pueden verse obligados a adelantar las elecciones si hay grandes broncas con IU con el Presupuesto de 2014, que el ?presidente no está preparado a aceptar el chantaje de IU?, que el reciente coordinador de IU, Antonio Maíllo, puede ponerse pinturero y a ver si le va a dar por la ?radicalidad?. Pero la mayoría de los socialistas tampoco se lo creen. Lo ven como una pretexto para justificar la convocatoria exprés y veraniega de las primeras elecciones primarias para elegir a un postulante en unas elecciones que tocan en 2016. ?De elecciones anticipadas, cero patatero, nada de nada?, afirma un miembro de la ejecutiva, que sostiene que la unión paso lógicamente bien. ?El adelanto no es buena objeto, pero si los camaradas se ponen chulos hay que tener todo dispuesto?, asegura otro.

Los citados camaradas no se dan por aludidos. IU está en proceso de desarrollo, ha escogido a un reciente líder que es un global extraño y necesita vigorizar su canijísima estructura organizativa. Desde el poder que da la Junta de Andalucía, en una comunidad muy dependiente del presupuesto público, la senda hacia su meta de ente la fuerza hegemónica de la izquierda es duro, pero menos.

IU y PSOE todavía no han hablado del Presupuesto del cercano año. Están a la espera de que finca les diga cuál es el margen de operación (la llamamiento envolvente financiera), toda vez que el Gobierno céntrico ha fijado el frontera de déficit en el 1,3% del PIB en paraje del 2,2% solicitado por Griñán.

Izquierda Unida no pondrá pegas a la investidura de Susana Díaz ?que fue una de las negociadoras del trato de gobierno? si Griñán se va antes de período (sería la cuarta en dos legislaturas). En cuanto a la radicalidad, en IU dicen que esa se quedó encerrada en una estancia del hotel donde se celebró la asamblea pasada, cuando Maíllo no pactó con los de Sánchez Gordillo para salir escogido.

Si nadie se cree el anticipo electoral ni tampoco que Griñán vaya a aguantar toda la legislatura de presidente, ¿por qué entonces tantas prisas? La contestación que dan varios dirigentes consultados tiene que ver con la medición de los tiempos en la política, donde está gran fragmento del éxito de las operaciones que los partidos ponen en paso.

El terremoto de Griñán tiene que ver primero con su determinación personal de no repetir, con la renovación en el PSOE regional y la política en Andalucía. Pero su potente onda cimbrea la sede madrileña de Ferraz. Griñán le ha mandado a su secretario corriente federal, Alfredo Pérez Rubalcaba ?con el que mantiene unas relaciones políticas de hoy te quiero, mañana no te quiero? el mensaje de que tiene que mover ficha ya. Se lo ha dicho con metáforas primaverales (defendiendo la incorporación de ?savia nueva?), aeronáuticas (?solo nuevos pilotos nos llevarán a nuevos horizontes?) y gastronómicas (?ya no sirven las viejas recetas por tanto éxito que hayan tenido en el pasado?). Griñán niega enfáticamente (y cuando Griñán se pone enfático es muy enfático) que estas frases tuvieran como destinatario a Rubalcaba. Pero los suyos, los otros y los de más allá han leído otra objeto.

?Esto no es una operación contra Rubalcaba, pero el rey de Ferraz está desnudo y aunque en la conferencia política de octubre puede que no pase nada, seguirán lloviendo las encuestas. Rubalcaba no ha funcionado. Tenemos un dificultad y la ansiedad es vasto?, sostiene un dirigente regional. Otro apostilla: ?¿Por qué ahora? Porque controlamos los tiempos. Hay una gran duda con la rumbo federal. Andalucía se sitúa a la vanguardia de la renovación y después de la conferencia política no sabemos lo que va a pasar?. Un tercero remata: ?Andalucía quiere jugar su papel cuando se abra el calendario y va a ir muy cómoda con ese mensaje de renovación?.

Griñán ha dicho no una, sino varias veces, que apoya el calendario de Rubalcaba de celebrar primarias a la presidencia del Gobierno después de las elecciones europeas de 2014, aunque después de esta encuentro, barrunta único de los dirigentes consultados, el PSOE ?más que herido puede estar muerto?. Es su primordial soporte, el que frenó anticipar el almanaque tal vez porque en ese instante el papel de itinerario andaluza que se conoció el miércoles estaba elaborándose.

El PP decidirá antes de desenlace de año su letrero electoralEl martes y miércoles próximos los diputados del PP andaluz celebrarán en Málaga único de sus habituales retiros después de cada periodo de sesiones. además hay reunión del comité ejecutivo. Será el instante de seguir hablando, todos juntos, de las repercusiones del aviso de Griñán de no repetir como aspirante a la Junta de Andalucía. El PP andaluz no tiene postulante y la sacudida Griñán, al señalar ya a Susana Díaz, una hembra de 39 años que hará misión desde el Gobierno (si gana las primarias), les ha pillado a contrapié. No les ha sorprendido la retirada ?la daban por acto? sino el instante de comunicarlo.

El aviso ha creado ansiedad en las filas populares y el ?cuanto antes, mejor? se va transmitiendo de bajo arriba en un roto muy piramidal y donde las órdenes van de arriba bajo. ?Esto no es una cuestión de esperar, esto es una deber para el PP?, afirma un dirigente regional. ?Tenemos que tener un referente electoral ya?, apremian otros.

El presidente del PP andaluz, Juan Ignacio Zoido, comunicó hace período a Mariano Rajoy y a María Dolores de Cospedal que su vocación y su determinación era dedicarse de colmado a la alcaldía de Sevilla, donde gobierna con mayoría absoluta. Pero la memorándum andaluza no está en la memorándum de Rajoy, no es una preferencia, aunque algunos consideran que como ocurre en el Vaticano, alguien debe ahora poner la carpeta de Andalucía en la mesa del presidente del Gobierno para que la abra, la lea y decida.

Sobre Rajoy, Cospedal, Zoido y además Javier Arenas, el artífice de que el PP andaluz ganase las elecciones de 2012 aunque de forma carente, descansa la determinación. Aunque algunos opinan que debe tomarse en octubre, Zoido no quiere prisas. En verano se verá con Rajoy. Fuentes próximas al presidente del PP sostienen que la denominación será a desenlace de año, en torno a la Navidad, y sin tirar una moneda al viento. Aseguran que sus potenciales rivales, como Susana Díaz (PSOE) y Antonio Maíllo (IU), no son conocidos. Fuentes del PP opinan que la selección de Díaz ?condicionará el silueta? del postulante del PP a la presidencia de la Junta.

En la mesa hay cuatro nombres: la delegada del Gobierno, Carmen Crespo; el secretario de Estado de Servicios Sociales, Juan Manuel Moreno; el alcalde de Córdoba, José Antonio Nieto; y el secretario corriente del PP, José Luis Sanz. Zoido va a introducir otro en la lista, según estas fuentes: el de la ministra de labor, Fátima Báñez.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados