El ministro de interno, ?radicalmente en contra? del escrache a Díaz

El ministro de interno, Jorge Fernández Díaz, ha criticado la queja del categoría de alcaldes del PP andaluces que abordaron el coche de la presidenta Susana Díaz,el pasado sábado en Málaga, con una pancarta y cartulinas al grito de «la Junta no sueldo, nos quedamos encerrados». El ministro se ha declarado «radicalmente en contra» de ese tipo de «actos intimidatorios y atentatorios» que, ha recordado, miembros del PP han vivido en los últimos tiempos, informa Efe. De forma muy distinta se ha mostrado esta mañana la vicesecretaria de Organización del PP andaluz, Ana Corredera, quien ha respaldado esta queja ya que «ni hubo coacción ni hubo violencia». Ya ayer el secretario corriente del PP regional, José Luis Sanz, rebajó lo ocurrido a un ?incidente?.

Tras defender la actuación de la representación del Gobierno en Andalucía y del Cuerpo patrio de Policial en la queja, Fernández Díaz ha lamentado que ahora critiquen este tipo de actos quienes los «alentaban» cuando eran contra el PP. «No ha sido la Policía patrio quien ha fallado», ha recalcado el ministro de interno, quien ha recordado que quien tenía encomendada esa cometido era la Unidad Adscrita a la Junta de Andalucía del Cuerpo patrio de Policía. igualmente, ha anunciado que se pronunciará sobre el tema con causa de una pregunta parlamentaria que le formulará el PSOE.

La vicesecretaria ha afirmado que «solo había alcaldes con un cartel» pidiendo a la Junta que pagara sus deudas, que «nadie iba con armas, nadie iba a atacar a nadie» y que no ha visto «ni una sola imagen» donde se pueda ver algún meneo al coche de la presidenta. Corredera ha afirmado que se trata de una «estrategia de distracción» del bipartito (PSOE e IU) para desviar la deferencia de lo que «verdaderamente importa»: «los 17 millones de euros que la Junta adeuda a los municipios malagueños de menos de 25.000 habitantes». En la misma fila se ha pronunciado el portavoz parlamentario del PP andaluz, Carlos Rojas, quien ha acusado al PSOE de «hacer una película» con la manifestación de los alcaldes. Rojas ha ido más allá y ha pedido explicaciones por la postura «muy violenta» que, a su sensatez, tuvieron los escoltas con un cargo popular.

Desde el PSOE de Andalucía, su vicesecretario corriente, Mario Jiménez, ha afirmado hoy que se ha derivado «una violación muy seria del protocolo de seguridad», ya que solamente los escoltas de la presidenta y la subdelegación del Gobierno en Máñaga conocían el hotel donde estaba alojada Díaz y la hora en la que tenía decidida salir a un acción. «Si se confirmara [la filtración] los responsables no podrían estar ni un minuto más», ha dicho.

El PSOE va a interpelar al ministro del interno mucho en el Congreso como en el Senado, pero además ha pedido «explicaciones» a la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, a la que no descarta «pedir responsabilidades por todo lo que está ocurriendo». Jiménez también del hostigamiento a Díaz, aludió a la actuación policial el pasado sábado en Sevilla durante un careo entre grupos radicales de derecha y de izquierdas y el hostigamiento de extrabajadores de Delphi al expresidente de la Junta Manuel Chaves el pasado 14 de octubre. «Parece que la delegada del Gobierno de Andalucía está en todo menos en lo que tiene que estar, cuando es la encargada de garantizar el orden público», ha subrayado.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados