El jefe de Bomberos de Burgos cree que un detector de humos habría evitado la infortunio de Tordómar

El jefe del Parque de Bomberos de Burgos, Julio Estébanez, ha indicado hoy que tragedias como la de la vivienda rural de la localidad burgalesa de Tordómar- en la que fallecieron seis miembros de una misma familia- pueden evitarse con la instalación de un detector de humos convencional para viviendas, tema que entiende «necesario» en establecimientos como las casas rurales que hay repartidas por todo el nación.

En rueda de prensa, Estébanez declaró que se trata de una «instalación sencilla y barata» que, a desigualdad de los detectores de humos de hoteles o grandes complejos, no requiere de conexión eléctrica, sino que se puede colocar «con tornillos y adhesivos».

En caso de fuego y más si éste se produce cuando los inquilinos de la casa están durmiendo, el detector emitiría una marca sonoridad de alarma que despertaría a las gente que se encuentran en la vivienda. «Es fundamental que se tomen medidas preventivas de esta naturaleza», insistió el jefe de Bomberos de Burgos, quien considera que con este tipo de instalaciones se pueden salvar muchas vidas, informa Ical.

Estébanez añadió que se trata de instalaciones «baratas» que en caso de una posición de fuego pueden salvar las vidas de quienes se encuentran ante una posición de riesgo, como la que vivió hace apenas unos días la familia asturiana alojada en la vivienda rural Ribera del Arlanza, y que lastimosamente no se percató del fuego hasta que las consecuencias fueron fatales.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados