Brasil.- El acusado por el #mensalao# José Dirceu, exjefe de Gabinete de Lula, pide consentimiento para trabajar en un hotel

BRASILIA, 26 Nov. –

El exjefe de Gabinete durante el primer dictamen de Luiz Lula Da Silva, José Dirceu, maldito por el caso ‘mensalao’, ha pedido este lunes al Tribunal Supremo de Brasil (STF) una venia para trabajar durante el día en el Hotel San Pedro, en la metrópoli de Brasilia, según ha informado el cotidiano brasileño ‘O Globo’.

La información ha sido confirmada por el abogado de Dirceu, José Luis de Oliveira Lima, pero aún carencia el visto bueno de la solicitud por fragmento del presidente de la institución, Joaquim Barbosa. Esta misma demanda será remitida al Tribunal de realización Penal de la tajo de Justicia del urbanizacición Federal.

El Hotel San Pedro, donde pretende trabajar Dirceu, se encuentra en el parte Hotelero Sur, en el centro de Brasilia, próximo de la explanada de los Ministerios, el palacete Presidencial y el Congreso.

Durante estos días además se han llevado a cuerda otras solicitudes, como la del exdiputado Pedro Correa (PP-PE), maldito por corrupción pasiva y blanqueo de dinero, que ofrecería servicios a la comunidad como médico. Correa fue maldito a siete años y dos meses.

GENOINO ABANDONA LA PRISIÓN POR PROBLEMAS DE SALUD El expresidente del roto de los Trabajadores (PT) de Brasil José Genoino, único de los once encarcelados por la trama corrupta del ‘mensalao’, abandonó el pasado jueves la cárcel en la que estaba recluido junto a otros implicados, por su frágil estado de salud.

Genoino, que arrastra desde hace período una enfermedad cardiaca, fue trasladado al Hospital de las Fuerzas Armadas en Brasilia. El expresidente del PT, que se enfrentó a una cirugía cardiaca en julio, ha mostrado síntomas de inquietud durante los últimos días, tal y como afirmaron sus abogados durante el proceso judicial del ‘mensalao’, por el cual tendrá que cumplir una condena de más de seis años de cárcel.

EL ‘MENSALAO’ Con este nombre se conoce al mayor caso de corrupción de la historia de Brasil, que consistió en la adquisición de votos por fragmento del roto de los Trabajadores a congresistas de partidos políticos afines para garantizar su apoyo al Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva en la sede legislativa.

El familiar como ‘juicio del siglo’ consiguió sentar en el banquillo a 38 gente, entre exministros, excongresitas, banqueros y empresarios, por corrupción, peculado, blanqueo de capitales, evasión de divisas y organización delincuente.

Lula, que jamás llegó a ente imputado, negó en todo instante que conociera la existencia de esta malla de adquisición de votos, a pesar de lo cual pidió indulto, consiguiendo la reelección en los comicios presidenciales de 2006.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados