Así era el hotel de esplender arrasado por el incendio en Sierra Nevada

Poco antes de las 10 de la mañana del 22 de enero una llamamiento alertaba de un fuego en la última planta del hotel Lodge, en la urbanización de Pradollano, en la estación de esquí de Sierra Nevada. En apenas cinco horas este implantación de esplender era devorado por las llamas. Su atractiva estructura de madera ardía ante la atenta ojeada de los 20 empleados y 32 clientes que no sufrieron desperfecto alguno.

Así era el hotel de esplender arrasado por el incendio en Sierra Nevada

RAMON L. PEREZEl Lodge, de características similares a otros hoteles de esplender de montaña como el de Richard Branson en los Alpes suizos, era un auténtico hospicio construido en su totalidad con madera finlandesa y perfectamente integrado en el ambiente corriente con fabulosas vistas a las montañas de Sierra Nevada.

Sus dieciocho espaciosas habitaciones y suites acababan de ente cuidadosamente redecoradas por el reconocido diseñador de interiores Andrew Martin quien las había dotando de las más altas prestaciones con un caliente gusto alpino. Los tonos marrones, ocres y blancos combinaban con el modernista mobiliario para hacer del grupo un paraje hospitalario para disfrutar de unas vacaciones de esquí con amigos, pareja o con niños aprovechando las habitaciones familiares y el Mini Club.

Tras una jornada en las cumbres, los huéspedes podían disfrutar de una completa proposición en la área de Spa & Wellness con dos piscinas, sauna, gimnasio y cabinas de tratamientos y masajes o sencillamente relajarse en una tumbona observando la nieve.

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados