Alcalde de Málaga reitera que no hubo escrache a Díaz y cree que lo dicho por Fernández «no es aplicable a Málaga»

Foto: EUROPA PRESSAfirma que en el MPM Francisco Oblaré «no fue convenio adecuadamente» MÁLAGA, 29 Oct. –

Alcalde de Málaga reitera que no hubo escrache a Díaz y cree que lo dicho por Fernández

El alcalde de la capital malagueña y senador del PP, Francisco de la Torre, ha vuelto a defender que los incidentes del pasado sábado entre representantes ‘populares’ y la presidenta de la Junta, Susana Díaz, «en total se pueden llamar escrache ni eso es presión insoportable». Por ello, ha opinado que las declaraciones de este lunes del ministro del interno, Jorge Fernández Díaz, «son válidas en términos generales, pero no aplicables a Málaga».

De la Torre se pronunciaba así al ente preguntado por los periodistas sobre las declaraciones del ministro del interno, en las que se mostraba «radicalmente en contra» de cualquier acción de intimidación: «todo lo que sean actos de intimidación, hostigamiento, violación del derecho a la intimidad personal y hogareño y a la inviolabilidad del domicilio han de ente rechazados».

«Estoy totalmente de acuerdo con el ministro del interno cuando es un acción de esas características –ha dicho este martes el alcalde–, pero la cuestión es: ¿lo que pasó en Málaga tiene esas características?». «El ministro no tenía información, se le hace una pregunta dando por supuesto que ha pasado eso», ha apuntado.

ENTREGAR UN PAPEL El regidor ha insistido en que «lo que yo vi en el Museo Picasso Málaga (MPM) para nada se puede calificar de escrache; al contrario, Francisco Oblaré –vicesecretario corriente del PP malagueño y vicepresidente de Diputación– no fue convenio, en mi criterio, con la normalidad que tiene que plantearse un escolta para que alguien no entregue un papel». «De todos modos, qué tipo de presión es entregar un papel a un cargo público», se ha preguntado.

«Por lo que vi en el MPM, fue Oblaré el que no fue convenio adecuadamente y luego he visto fotos donde se percibía la aguante y la tranquilidad con las que intentaba entregar un documento». «Yo estoy saciado de atender situaciones, pero no de esa tranquilidad, sino con presión de verdad», ha manifestado De la Torre.

Cuestionado, sin decomiso, por lo sucedido en el hotel, a la partida del ‘parking’ del coche en el que iba la presidenta de la Junta, ha reiterado que no estaba, pero, según la información que le han trasladado, «y no hay razones para pensar otra objeto, en total, se apunte ninguna presión sobre el coche».

Más aún, ha afirmado que, al entrar en el hotel la vicepresidenta de la Diputación Francisca Caracuel y el diputado y alcalde de Nerja (Málaga), José Alberto Armijo, «de cuya formación tengo absoluta garantía», lo que pretendían era «hablar con el ambiente de la presidenta para en un minuto o dos plantearle los motivos del encierro: la adeudo que mantiene la Junta con los ayuntamientos».

Comentarios

Los comentarios están cerrados.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados