Archivos Mensuales: mayo 2014

En el corazón de Galicia, en los límites entre el sur de Lugo y el norte de Ourense, la calaña quiso hacer poesía de contrastes. Consiguió que el Miño abrazara al Sil y formó unos cañones de dramática hermosura. Entre este duelo fluvial abundan los bosques tupidos, los monasterios centenarios, los viñedos en bancales y sobre todo las leyendas. Recorrer la Ribeira Sacra es descubrir la Galicia más desconocida y misteriosa, entrar en un imperio que durante siglos perteneció casi en exclusiva a monjes y eremitas. Como comprobarás en seguida, no les faltaba deleite.

15 razones para descubrir la Ribeira Sacra

1. SABER POR QUÉ SE LUMBRE RIBEIRA SACRA

No conseguirás saberlo con convicción porque los historiadores no se ponen de acuerdo, pero podrás discutirlo al bochorno de un buen vino de la arena con cualquiera de sus habitantes. Para unos Ribeira viene de su requisito de área entre ríos, de ribera, y Sacra de su altísima aglomeración de monasterios. El fin en latín sería Rivoira Sacrata.

Para otros, el comienzo serían sus abundantes bosques de robles y Ribeira provendría del fin Rovoyra, que haría alusión a sus extensos robledales. Como comprobarás es objetable porque mucho los bosques como los monasterios son una tenaz de la itinerario.

2. ES UN DESTINO POR DESCUBRIR

Aunque el turismo ya no es extraño a la área y sus excelentes vinos han creado una peregrinación de entregados viajeros, la Ribeira tutela muchos placeres por descubrir. Todavía puedes ente precursor a la hora de alabar las bondades de esta arena de leyendas. Adelántate a los cazadores de tendencias.

3. LOS PUEBLOS QUE NO TE DEBES PERDER

Si quieres que tu itinerario este completa no dejes de visitar: Quiroga, Castro Caldelas, A Teixeira, Monforte de Lemos, Carballedo, Chantada, O Saviñao y Portomarín. Por lo demás, déjate llevar por la apetencia del instante.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/portomarin_934_630x.jpg Portomarín

Thinkstock

4. LOS TRES CLAUSTROS DEL MONASTERIO DE SANTO ESTEVO

Románico, gótico y renacentista, para todos los gustos. Disfruta del espléndido labor en piedra de único de los monasterios románicos más bonitos de España cuyos orígenes podrían remontarse a los siglos VI y VII. Para completar la práctica te conviene saber que el grupo arquitectónico es hoy un coqueto Parador donde podrás disfrutar a partes iguales de la mística y de la estética, empezando por la del paladar.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201407/parador_san_estevo_exterior_9536_630x.jpg San Estevo único de los paradores más valorados de España

Parador San Estevo

5. DIECIOCHO MONASTERIOS PARA VISITAR

Si tienes espíritu de recogimiento y te gusta la paz que desprenden los monasterios estás de felicitación. Está diáfano que por aquí el arte románico del medievo no pasó de largo. Cuentas con tanta diversidad que te costará verlos todos en tu primera visita. No te pierdas el de Santa Cristina de Ribas de Sil, Santa María de Ferreira de Pantón, ni el misterioso cenobio de San Pedro de las Rocas.

6. LOS CODOS DE BELESAR

Es una antigua calzada romana que serpentea entre bosques de robles y castaños y que arranca en el aldea de Belesar, un impecable modelo de inmaculado tipismo arquitectónico atestado de casas de cantería adornadas por acogedoras galerías. En el muelle del Club marítimo podrás disfrutar de un itinerario en catamarán por los cañones de la área hasta llegar a Peares, el aldea de los tres ríos. Los circuitos fluviales por los cañones del Miño y del Sil son un satisfacción indispensable.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/la_fuerza_del_mino_y_del_sil_crea_paisajes_de_impresion_6082_630x.jpg La fuerza del Miño y del Sil crea paisajes de impresión

Thinkstock

7. LAS CALDEIRADAS DE O GRELO, EN MONFORTE DE LEMOS

La capital de la Ribeira tiene tanto que ofrecer, pero una vez que la hayas pateado a deleite y sin prisa, date un homenaje en O Grelo y experimento sus exquisitas caldeiradas de rape o bacalao. La escrito de vinos es un homenaje a la arena, pero su vino de la vivienda, Don Bernardino no se queda detrás.

8. HACERTE UN SELFIE EN EL OBSERVATORIO DE CABEZOÁS

Tendrás la mejor panorámica de lo retorcido del río Sil y podrás presumir de lmarco incomparabler.

9. PASEAR ENTRE SOCALCOS

Hazte una itinerario sensorial entre socalcos, que es como aquí se llaman a los viñedos en bancales que adornan las orillas soleadas de los cañones. El aroma a vid, el silencio de la arena y el cambiante colorido de las montañas abrirá nuestros sentidos para conocer a fondo los vinos más vanguardistas de Galicia.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/los_socalcos_de_la_ribeira_sacra_6012_630x.jpg Los socalcos de la Ribeira Sacra

Thinkstock

10. CONOCER LA D.O. RIBEIRA SACRA

Entras en el imperio de la distinguido Mencía, del aromático Godello y del limpio Albariño, y llegas en un buen instante, porque los vinos de la Ribeira se codean sin complejos con otros parientes internacionales en los mejores bares de Nueva York. No en vano esta área tiene una costumbre vitivinícola de más de 2000 años. Hoy, lo vanguardista de sus bodegas y la categoría de sus apuestas, la ha convertido en una D.O de moda entre los seguidores de Baco más sibaritas.

11. VISITAR LA BODEGA ABADÍA DA COVA

Desde 1958 la familia Moure lleva sacando el mayor roto al suelo arcilloso de los sacros bancales de sus viñedos. Por eso sus creaciones con mencía le han valido más de 150 premios internacionales, y el crítico Robert Parker otorga 90 puntos a algunas de sus botellas. Si te gustan las rutas de enoturismo te encantará recorrer la bodega, descubrir la mágica alquimia de sus orujos en su moderna destilería y darte un paseo por los imponentes paisajes que la rodean. Verás el legendario meandro de O cuerda do Mundo, con la Isla de Sernande, la fotografía más buscada de la itinerario.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/abadia_da_cova_7732_630x.jpg La bodega perfecta

Abadía da Cova

12. DESCUBRIR LA SURTIDOR DE SAN BENITO

Según abalorio la epopeya su agua es competente de curar las verrugas, pero si no tienes, el paseo entre frondosos bosques donde parece que en cualquier instante se te va a aparecer una meiga te resultará idéntico de deseable, ídem que el asombroso esquina en el que fluye la surtidor. Pon un poco de viento limpio en tus pulmones.

13. ARTE CONTEMPORÁNEO EN EL PALACETE DE SOBER

Una buena pretexto para reservar un par de noches en este lujoso Pazo convertido en hotel de esplender. Disfruta de su itinerario termal donde no faltan los tratamientos a base de vino, recréate en sus artísticas estancias y recuerda que la Torre del centuria VIII le confiere el certificado de ente el edificio civil más anticuado de Galicia.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/palacio_de_sober_6936_630x.jpg Un itinerario termal imprescindible

Palacio de Sober

14. COMER EN O CASTELO

Imprescindible si visitas las Bodegas Algueira y quieres cerrar apartado con el mejor gusto de boca. Cocina autóctona y ecológica que marida perfectamente con los Mencías de la bodega. No te pierdas su chuletón, su guiso de jarrete al vino con castañas pilongas y su deleitable gallo de gallinero estofado.

15. HACER UNA TERAPIA DETOX EN EL CASERÍO DA CASTIÑEIRA

Si eres de los que cree que somos lo que comemos y estás familiarizado o quieres estarlo con conceptos como la alimentación ortomolecular, ahorro tu cuarto en el Caserío da Castiñeira y empieza a liberarte de toxinas y otros males que acechan a tus células. En esta preciosa vivienda de piedra la salud es lo primero. Para ello cuentan con una cocina cien por cien vegana y con una amplia proposición de terapias desintoxicantes.

SECRETOS

20 terrazas, jardines y patios de Barcelona para gozar del buen tiempo

Hotel Olivia

¿Es dable encontrar un esquina sereno en plena plaza Catalunya? Pues sí. El Hotel Olivia esconde el 19, su bar-restaurante uber-silencioso y con vistas a un monumento histórico a un marcha de las hordas de adolescentes del Hard Rock café. Esta galería- terraza, equipada para verano e invierno, se asoma directamente a la iglesia de Santa Anna, aprisionada entre las construcciones del barrio gótico. Abierto no sólo a clientes, es único de los lugares para fardar de intruder en la metrópoli.

Jardí de la vivienda Ignacio Puig

Un jardín público arbolado, con su puntito menguado y su rollo romántico, en el corazón de Ciutat Vella. ¿Cómo mejorar este entrada tan prometedor? Sumándole que el entrada sólo se puede realizar a través de un ascensor en el carrer Aroles (que no siempre funciona) o, todavía más clandestinamente, a través del Hotel Petit Palace Boquería. La terraza del hotel, unos escalones más bajo del jardín, es perfecta para tomar un algo felicitándose por conocer único de los rincones más sorprendentes de Barcelona.

Jardín romántico del Ateneu

Con su lago con peces de colores, sus palmeras sombreando y sus mesas que invitan a la tertulia, lrománticor jamás ha sido más adecuado que aquí. Por desgracia pertenece a una institución sólo para socios, pero (además de la posibilidad de matricularse en único de sus interesantes cursos), no hay que dejar pasar el día de Sant Jordi o el Corpus para disfrutar de su charme decimonónico.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/olivia_terraza_5710_630x.jpg La terraza- corredor del hotel Olivia

Hotel Olivia

CON VISTAS

Hotel DO

Barcelona es una metrópoli que está llena de vistas panorámicas por todas partes, pero hasta hace poco estábamos privados de contemplar único de sus lugares emblemáticos, la plaza Reial, desde las alturas. El terrado del fantástico Hotel DO es una manera distinguido y con estilazo de disfrutar de las palmeras, los soportales y la agitación del paraje a unos cuantos metros por encima de la realidad.

La caseta del Migdía

Más informal, más lejos, complicado de encontrar y con un horario menos fiable, la caseta -pese a todo- no tiene cotejo con nada. único de los mejores lugares posibles para ver ocaso, contemplar el océano y recordar que pese a todo el mundo es un paraje hermoso.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/hotel_do_6090_630x.jpg El Hotel DO, con vistas panorámicas por todas partes

Hotel DO

Martínez

Monjuic es esa montaña a un marcha de tu vivienda que jamás terminas de conocer del todo. Si necesitas excusas para acercarte, el Martínez es desde hace un año una de las propuestas gastronómicas más apetecibles. Empezar con un vermut y acabar con un platazo de arroz con vistas al puerto pone a todo el mundo de buen ingenio.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/martinez_9496_630x.jpg En Martínez, la clave es el arroz con vistas al puerto

Martínez

FRENTE AL MAR

Gallito

Empezamos por el punta . debajo el Hotel W, la terraza del Gallito tiene dos cosas que nos conquistan: una parra que cuando alcance el nivel de frondosidad deseado será perfecta y una ligera influencia mexicana en manera de platos de la escrito y el espíritu del líquido De La Sopa de cagón (una género de brunch festivo) que organizan los domingos. Es precioso, juvenil y animado.

Bestial

No hay derrota dable. A los pies del hotel Arts y de la escultura del pez de Gehry, la terraza en varios niveles del Bestial sirve almuerzo italiana y mediterránea con vistas imbatibles.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/frente_al_mar_bestial_1920_630x.jpg Frente al mar: Bestial

Restaurante Bestial

La Guingueta

Carles Abellán se cantidad al chiriguiterismo con lo que éste tiene que ser: una fórmula sencillo, relajada, sin formalismos, en la que la almuerzo es fresca y de primera categoría, que por algo estamos frente al océano. En sus Guinguetas (hay una en la Barceloneta y otra en Bogatell) toman buena apunte de esto y suben la apuesta sirviendo también los maravillosos helados de Rocambolesc, la heladería de los hermanos Roca de Girona. Hay que rendirse.

La Deliciosa

Chiringuito gastronómico recién inaugurado en la playa de San Miquel, abren durante todo el día, están -como buen chiringuito-, a ámbito metro de la tierra y ofrecen cocina mediterránea, copas y aperitivos, pero a nosotros nos seducen para siempre con un solo concepto: desayunar en la playa.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/la_guingueta_2125_630x.jpg La Guingueta, de Carles Abellán

La Guingueta

CON ROLLO

Antic Teatre

Uno de esos supervivientes de una Barcelona en vías de extinción que ídem es teatro, club , centro cultural, sitio de arte y lo que se le ponga por en frente. Su imborrable jardín trasero, con árboles, plantas y mesas apostadas sobre la arena, es para pasarse horas y horas de conversación arreglando el mundo.

Bar Calders

Uno de los bares que abalorio con acólitos más fieles en gran fragmento gracias a su terraza situada en el passatge que le da nombre. Para tomar el vermut, una cerveza local o unas fajitas con guacamole, perfecta en verano o invierno, dog-friendly, entendemos perfectamente por qué tiene tantos fans.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/con_rollo_antic_teatre_4884_630x.jpg Antic Teatre, único de esos supervivientes

Antic Teatre

Fragments Café

Les Corts es único de esos barrios todavía alejados del terremoto turístico barcelonino. El Fragments es tan chulo que a veces te hace pensar que estuvieses en un escenografía, con su plaza llena de familias, su escrito escueta pero cuidada y la propia estructura del local, en una casita de dos plantas con una terraza y un patio interno que no tienen rival.

Ocaña

Si antes nos subíamos al DO para contemplar la plaza Reial desde las alturas, ahora toca vivirla a pie de vía en un lugar que es club, club , restaurante y sobre todo homenaje a único de los personajes más insólitos de la Barcelona tardofranquista, José Pérez Ocaña. La terraza, cobijada entre los soportales, invita a pensar en las vicisitudes del paraje o sencillamente a ver la vida pasar.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/ocana_964_630x.jpg Ocaña, una terraza para vivirla a pie de calle

Ocaña

TRANQUILÉRRIMO

La Balsa

En la área alta, único de los restaurantes emblemáticos de la metrópoli tiene una nueva trámite pero conserva su terraza perfecta para cualquier estación, llena de verde, de madera y con buena cocina mediterránea. Para escuchar los pajaritos, comer de maravilla y quedarse en un estado de descanso próximo al ensimismamiento.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/la_balsa_1061_630x.jpg La laguna, muy tranquilérrimo

La Balsa

Olokuti

Es una tienda de comercio ecuánime en la que ídem encontrar velas aromáticas que novelas modernuquis que aceite del árbol del té, pero a nosotros siempre nos fascina, lisa y sencillamente, que es preciosa. Suelo hidráulico, techos altos y sobre todo el fabuloso jardín en la fragmento trasera en el que organizan eventos variados y en el que se puede disfrutar (no es un club tradicional, funciona con autoservicio) de una pausa entre árboles y plantas.

Cafetería del Collegi d’Enginyers Tècnics Industrials

Los passatges son esos regalos que el urbanismo de Barcelona nos ofrece de vez en cuando, salpicados por todo el plano de la metrópoli. El de Méndez Vigo es único de nuestros favoritos de l’Eixample porque está colmado de influencia italiana (aquí están el Liceo y el Instituto Italiano de Cultura) y sobre todo porque esconde una terraza relajadísima y encantadora a un marcha del tráfico de la vía Aragó. La cafetería del escuela de ingenieros está abierta a todo el mundo, es sencilla, muy fotografiable y cualquiera que la visita la recuerda para siempre. Cierra los fines de semana pero es que diáfano, la perfección no existe. (Consell de Cent 365)

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/jardin_olokuto_558_630x.jpg Olokuto es tienda pero con jardín

Olokuto

CON HISTORIA

Can Cortada

Una terraza situada en los jardines de una masía del centuria XI. Con este referencia debería bastar. Pero si quieres más, piensa en cocina clásico catalana, muros cubiertos por la hiedra y en corriente, único de esos lugares del pasado en ámbito de la metrópoli que parece macana que hayan sobrevivido a los envites del mejora.

El Jardí

El jaleo del Raval se contagia a veces a esta tranquila terraza alojada privilegiadamente en los jardines del anticuado Hospital de la Santa Creu. impecable para una pausa y unas tapas entre piedras medievales, la biblioteca de Catalunya, estudiantes de la Massana y habituales del barrio que toman la fresca en los bancos del claustro. Genuinidad por los cuatro costados.

Terraza del Hotel Neri

Es único de los lugares más conocidos (hasta Woody Allen no se resistió a lucirlo en Vicky Cristina Barcelona) pero no podemos obviarlo porque la plaza de Sant Felipe Neri es único de los rincones más mágicos del barrio gótico (pese a que su manera contemporáneo no sea en realidad gótica, sino fruto de la edificación del barrio durante el centuria XX).

La terraza del hotel, la única de la plaza, es un paraje privilegiado para ensoñarse con la surtidor, la calma (cuando los turistas dan respiro) y la presencia del pasado en manera de las huellas que en la fachada de la iglesia causó una bomba franquista durante la conflicto Civil.

*Puede que además te interese…

– 100 cosas de Barcelona que deberías saber

– Tiendas curiosas de Barcelona donde encontrar el obsequio perfecto

– Cafés bonitos de Barcelona

– ente guiri en Barcelona

– 46 cosas que sólo entenderás si eres de Barcelona

– Lee todos los artículos de Raquel Piñeiro

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/con_historia_terraza_del_hotel_neri_7837_630x.jpg La Terraza del Hotel Neri, muy conocid por Woody Allen

Terraza del Hotel Neri

Estos parisinos tienen mucha suerte. O, mejor: tienen ideas, recursos y una grandioso deseo porque su metrópoli no se mueva del Olimpo de las ciudades. Eso no es suerte. Su ulterior idea envidiable (y que envidiamos muy fuerte) es el de la Piscina Molitor.

Historia de una piscina parisina o cómo Molitor se convirtió en hotel

Molitor, Molitor: ¿de qué nos suena ese nombre? ¿De La vida de Pi? El protagonista se lumbre Piscine “Pi” Patel, en honor a esta piscina del urbanizacición XVI de París. Los parisinos más jóvenes asocian Molitor con la película de Ang Lee, que se proyectó aquí en un atípico debut, o con un paraje, no sólo solitario, sino además destrozado. Molitor era, para el París nuevo, un sitio triste, para celebrar eventos en el mejor de los casos; realmente, era un edificio sin esperanza.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/molitor_8320_630x.jpg El París, si eras “alguien”, acudías a la Molitor

Accor

Pero la historia de Molitor era excesivo buena como para condenarla al olvido. Esta piscina fue una de las quince que se construyeron en París entre los 20 y los 30. Eran pocas comparadas a las que había en Inglaterra o Alemania, pero hicieron tanto más sonido. La Molitor se levantó en 1929 por Lucien Pollet con detalles como vidrieras de Louis Barillet. Era escénica, su Art-Deco era potente y servía de centros de socialización intensa. Eso en París pasa por organizar desfiles de moda y fiestas rutilantes. En Alemania, algo menos. En ella, en 1946, se presentó el primer bikini de Francia. Allí nadó Boris Vian la mañana del 23 de junio de 1959, el día que murió y este cómic lo abalorio.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/piscina_molitor_2270_630x.jpg Espíritu Art Déco

Molitor

En 1989 la piscina se cerró y abandonó a su suerte, en este caso a los grafiti descontrolados (que no al Street Art), a la porquería y a ente escenario del París menos fotogénico. Por supuesto, muchos conocían el precio patrimonial y simbólico de la piscina y hubo varias iniciativas ciudadanas que se negaban a que fuera demolida. El Ayuntamiento de París no tuvo más solución que escucharlas y la sacó a certamen público. La resurrección acababa de empezar. Y llegó el hada comadre en manera de un categoría hotelero. El categoría Accor, de la mano de su partición más exquisita, Mgallery Collection, vio la hermosura del sitio y sus posibilidades e inventó una nueva Molitor.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/habitacion_de_molitor_hotel_de_accor_4491_630x.jpg Habitación de Molitor Hotel de Accor

Grupo Accor

Esta semana, Molitor renace. Lo hace debajo un reciente formato club privado+hotel, pero su alma sigue girando en torno al agua; mantiene las mismas dos piscinas que siempre tuvo, una revestimiento de 33 metros y otra descubierta de 48 metros, con agua cálido todo el año; se le añadido un gimnasio, un spa de la rúbrica Clarins de 1700 metros cuadrados, un bar-restaurante supervisados por Yannick Alléno y, lo más fascinante, un hotel de las correspondientes cinco estrellitas. Esto permite acceder a la piscina a todos los que no son miembros del club, es decir, a personas como yo. Para los amantes de los hoteles y de las piscinas de hotel, éste es un sueño húmedo. también, textual, porque las 124 habitaciones se distribuyen en torno a la piscina.

Clorófilos del mundo: la Molitor es vuestra nueva meca. además es la de los nostálgicos, arquifetichistas y amantes de los lugares con una segunda ocasión sobre la arena. París: no te soporto.

* Puede que además te interese…

– Guía de París

– Piscinas de hotel: cuando lo de menos es nadar

– Hoteles que dan buen rollo

– 10 hotelazos para estrenar este verano

– Hoteles nuevos para 2014

– Todos los artículos de Anabel Vázquez

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201421/piscina_molitor_en_los_anos_20_5275_630x.jpg Así se pasaban los días en la piscina Molitor y así se pasarán

Grupo Accor

Foto: Indigo Hotels. Texto: Almudena Martín m¿Buscando hotel para tus próximas vacaciones? En traveler.es recopilamos diez hotelazos que son los nuevos fichajes a tener en abalorio para este verano. Todos abren sus puertas durante estos meses, así que si quieres ir de debut, toma apunte y disfruta.

Pantalla completa

Ir a todas las fotos de la galería

PARADOR DE MOJÁCAR (ALMERÍA)

Paradores para practicar el veraneo

Ya Mojácar en sí es un destino al que merece la tristeza ir por su cercanía a las aguas cristalinas del cuerda de Gata, por su entorno surfero y sobre todo por su gastronomía. Pero esto puede ente mejor si conocemos su parador. Todas sus habitaciones tienen balcones con vistas abiertas al Mediterráneo que invitan a un merecido descanso. Sorprende por su modernidad y por su cuidado diseño, una edificación en concordia con las viviendas mojaqueras y con el ambiente corriente.

Lo mejor es el refrescante baño a media tarde después de la playa en su deseable piscina y degustar en el restaurante único de los mejores arroces de cocina almeriense que nunca habremos probado. Es un enclave apropiado para disfrutar de las tranquilas playas vírgenes, sin perdernos una expedición por el cuerda de Gata-Níjar, y visitar la Isleta del Moro comiendo una paella en el restaurante La Ola, o tomarse un buen gintonic viendo una puesta de sol en la playa de las Negras, disfrutando de algún show callejero que recordarás siempre. Y si te obsesiona el marisco o sencillamente te gusta, en Garrucha se comen las mejores gambas rojas, único de los más recomendables es el Almejero, en completo puerto.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_de_mojacar_6870_630x.jpg Una edificación en concordia con las viviendas mojaqueras

Paradores

PARADOR DE NERJA (MÁLAGA)

En la costa malagueña, sobre un despeñadero frente la playa de Burriana y en ámbito de un exuberante jardín botánico se encuentra el parador de Nerja, de moderna edificación y rodeado de rincones naturales de la área. Aquí el verano será como esperabas: azul, aventurero y entrañable. Aparte de tirarnos a la bartola en las playas de cernaía hay otras opciones, como hacer senderismo en el parque corriente de los Acantilados de Maro o dar un paseo por la histórica villa de Vélez-Málaga, cuyo pasado se remonta a la periodo fenicia. Un ‘must’ de la área son sus cuevas, como la de Nerja, la de Belda, la de los Murciélagos o la misteriosa caverna del Tesoro. Y recuerda, si estás en Nerja no puedes pasar por elevado una buena cata de pescado salvaje de roca al horno o el espeto de sardinas del chef Esteban Martínez Moreno en el restaurante del parador.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_de_nerja_9399_630x.jpg Un parador en ámbito de un jardín botánico

Paradores

PARADOR DE CÁDIZ (HOTEL ATLÁNTICO)

Entre tapeos imprescindibles, el salero gaditano y sus pueblos blancos, no podría faltar un parador que completase a Cádiz. Su construcción moderna lumbre la deferencia pero su verdadera joya es su piscina al viento voluntario a pie de playa con excelentes vistas al Atlántico. El parador es una luminosa construcción de color blanco y depuradas líneas situada junto al Parque Genovés, y totalmente volcada al océano. Aquí lo suyo es atreverse con los deportes náuticos, como vela,surf, pesca… Si queremos más calma, se puede disfrutar de espectaculares puestas de sol desde la misma cafetería del parador. En su restaurante la tortilla de camarones es la estrella.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_de_cadiz_3598_630x.jpg Aquí siempre es verano

Parador.es

PARADOR DE CORIAS (ASTURIAS)

El verano no tiene porque ente “ir todos corriendo para la playa a buscar hueco”, que sí, que es lo que más apetece, pero vamos a cambiar un poco y probar cosas nuevas, como disfrutar del paisaje montañoso y sobre todo verde de Asturias, donde ese bochorno infernal veranil aquí no se encuentra. Y ya si conoces el Parador de Corias, te enamorarás aún más de Asturias.

¿Por qué Corias? Quién se iba imaginar disfrutando de un spa en un anticuado monasterio declarado Monumento Histórico- Artístico patrio, donde todas las habitaciones tienen vistas a un paisaje montañoso, en el que todo a tu cernaía es verde. Cada habitación tiene un nombre de un aldea asturiano y con ornamentación dispar. Y en todas las puertas en su inicio tienen unas lmadreñasr que las hacen aún más graciosas (toque asturianu). también, preparan rutas desde el hotel a menos de 10 minutos como la ahorro de Muniellos, itinerario muy encomiable donde conocerás la verdadera calaña (no es anómalo encontrarte con alguna familia de osos pardos).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_de_corias_7543_630x.jpg Un parador rodeado de un paisaje montañoso de admirar

Paradores

PARADOR CRUZ DE TEJEDA (GRAN CANARIA)

Nos imaginamos en un eden corriente en el centro de la isla de Gran Canaria con spa y piscina hidrotermal que se alarga hasta entrar en un bosque de pinos. Este paraje existe y es el parador de Cruz de Tejeda, rodeado de calaña a más de 1.500 metros de altitud. Se trata de un típico caserón canario que ofrece magníficas vistas de los barrancos y acantilados que se asoman al mar. Como lugares que visitar proponemos el Museo de Esculturas Abraham Cárdenes y admirar fragmento de la labor de este escultor canario de gran transcendencia, nativo de Tejeda y amante de su arena. Otro paraje fascinante es el Centro de Plantas Medicinales, que te invitará a descubrir las variedades de plantas, hierbas y flores propias de Tejeda y de la Isla.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_cruz_de_tejeda_1199_630x.jpg El Parador Cruz de Tejeda, es el típico caserón canario

Paradores

PARADOR DE AIGUABLAVA (GIRONA)

Girona es un cúmulo de calas recónditas y pequeñas poblaciones que convierten a la Costa Brava en un paraje de hermosura misteriosa. Y aquí se encuentra el parador de Aiguablava asomándose al océano rodeado de pinos, en lo elevado del despeñadero de la Punta d’ es Muts, donde podemos recorrer preciosas playas y calas, que en algunos casos solamente son accesibles en barco. Pocas cosas son tan placenteras como una deliciosa almuerzo al márgen del océano, y que podremos hacerlo en el restaurante del parador, degustando la típica cocina ampurdanesa, con platos como el suquet de peix, anchoas de La Escala, todo tipo de pescados y mariscos servidos en el marco de un agradable entorno marinero.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_de_aiguablava_3913_630x.jpg Un deleitable desayuno al márgen del océano, un lujo

Paradores

PARADOR DE BAIONA (PONTEVEDRA)

En Baiona hay calma, pero además hay ambiente de copeo, un destino clave si buscamos entorno en las noches de verano. Todo este idílico litoral, el más meridional de la costa atlántica de Galicia, concretamente al sur de las Rías Baixas, se encuentra la península de Monterreal donde se ubica el parador del Conde de Gondomar, una antigua fortaleza y un edificio de nueva edificación inspirado en la construcción señorial gallega. Dada su posición, casi todas las habitaciones tienen vistas sobre el océano y las vecinas islas Cíes, donde visitar sus playas, fondos marinos, y sus caminos vírgenes. Nos encontraremos con una ambientación hogareño, ornamentación exquisita y un paisaje bucólico que hacen de éste, un paraje uno.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_de_baiona_2056_630x.jpg Un parador clave si buscamos entorno en las noches de verano

Paradores

PARADOR DE HONDARRIBIA (GUIPÚZCOA)

Un histórico castillo medieval que, desde el emplazamiento más elevado de la demografía, domina la ría, el océano y el puerto, en un ambiente monumental y costero. Es la misma villa marinera que puedes encontrar extramuros, con vistosas y coloridas casas, animadas tabernas y bellas vistas al océano. El parador de Hondarribia, familiar además como el Castillo de Carlos V, no tiene piscina, pero tiene la playa enfrente, destacando sus espectaculares vistas que sobre la costa francesa y el océano se puede contemplar desde la terraza de el cuarto, amuebladas con gusto medieval y renacentista. Por la mañana nos espera un soberbio y distinguido desayuno que hace que nos pongamos hasta nerviosos. El zumo corriente jamás falla.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201420/parador_de_hondarribia_9056_630x.jpg Su fornido, sus bellas vistas al mar

Paradores

Foto: D.R. Edición: Marta Sahelices. mEl esplender, el confort y los servicios exclusivos no están reñidos con la infancia. ¿Eres de los que piensan que en un hotel costoso los niños no son bienvenidos? Aquí va una demostración de establecimientos que reciben a los pequeños con contento.

Pantalla completa

Ir a todas las fotos de la galería

Uganda es de una hermosura ingualable, salvaje, en el que la desierta sabana africana se encuentra con la tupida jungla, en un disparidad de colores de amarillo a verde, que maravilla a cualquiera. Su apelativo de la lPerla de Áfricar no viene porque sí: este nación se lo merece gracias a sus diez parques naturales, a sus doce reservas salvajes y a sus catorce santuarios naturales.

Uganda, el nación que vivir sin teléfono ni reloj

Uganda es el paraje impecable para los amantes de los mejores amaneceres, rodeados siempre de una flora exótica que recuerda más a una isla paradisíaca que al corazón de África. Un paraje donde hay tropel de cosas que ver experiencias de las imborrables, como desayunar con los leones en el Parque patrio de Queen Elisabeth, o visitar a los gorilas de espalda plateada. Toma apunte de lo más fascinante que nos ha contado Javier Hernández, nuestro guía por Uganda.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/bwindi_1176_630x.jpg Javier buscando gorilas en Bwindi

Javier Fernández Castañón

LAGO TRIUNFO Y SUS MÁS DE CIEN ISLAS

Si estamos en Uganda, Tanzania o Kenia, algo que no nos podemos perder es el estanque triunfo, familiar además como triunfo Nyanza (en lengua suahili), es el estanque tropical más vasto del mundo y una de las principales fuentes del río Nilo. Posee numerosas islas, con condiciones ambientales muy particulares (Ukerewe, Ukara, Rubondo, Bumbire, Mfangano, Rusinga, Kome, Bugala) en el archipiélago de Sese. Esas islas se han convertido en los últimos años en único de lo reclamos turísticos más valorados del Este africano por sus cristalinas aguas, su exuberante flora y el tenaz aletear de sus más de mil especies distintas de aves.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/lago_victoria_9507_630x.jpg estanque triunfo, el estanque tropical más vasto del mundo

Corbis

SUBIR EN BODA-BODA EN KAMPALA

El boda-boad es el taxi de Uganda. Los motoristas recorren a un ritmo frenético la metrópoli de Kampala las 24 horas del día en imposibles y casi milagrosas formas (como ver a tres gente montadas “de paquete”). Su gran ventaja es la velocidad, y en ciudades como la capital ugandesa, con un tráfico infernal en hora punta, es indispensable recurrir al boda-boda. Pero si la rapidez no es lo que habías planeado para tu cuarto, en Kampala existen opciones que completan la proposición de transporte público como los matatu (mini-buses urbanos).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/boda_boda_888_630x.jpg En Uganda es indispensable recurrir al boda-boda

Corbis

RESTAURANTES EN KAMPALA

Kampala fluye entre siete colinas que la rodean. La claridad, la potencia y el agilidad de esta cosmopolita capital africana es producto del del progresivo desarrollo barato y de la estabilidad política que han reinado en los últimos treinta años en la surtidor del Nilo. En Kampala no lo hay todo, pero todo se puede conseguir. Restaurantes afro-caribeños, belgas, chinos, alemanes, indios, etíopes, de fusión, iraníes, italianos, japoneses, coreanos, mexicanos, pizzerías, turcos, vegetarianos y hasta un club de tapas. La lista se hace inacabable. único de los más recomendables por su almuerzo africana como el pollo tikka y nan tan es Kati Kati Africa.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/kampala_9592_630x.jpg Kampala, la cosmopolita capital africana

Corbis

TÉ, TABACO, CAFÉ Y ALGODÓN

La salvación económica aprobada en el año 1986, vino acompañada de grandes inversiones internacionales, sobre todo en el parte privado, que comenzaron a paliar la dura marca dejada por el “todopoderoso”, como así se hacía conocer, el Dictador Idi Amin. La agricultura, no obstante, aún constituye la piedra angular de la economía ugandesa, con más del sesenta por ciento del nación vinculado a ella. El té, el tabaco, el café y el algodón son su escrito de presentación en el forastero.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/plantacion_de_te_9180_630x.jpg La agricultura, es la piedra angular de la economía ugandesa

Javier Fernández

HOTELES PARA TODOS LOS GUSTOS

En Uganda la proposición hotelera se ha conocido adaptar a todo tipo de turistas, aventureros y voluntarios. Desde el ostentoso Emin Pasha Luxury Boutique Hotel, hasta el bullicioso y siempre animado Backpackers Hostel & Campsite (inmejorable relación calidad/precio) pasando por innumerables Bed and Breakfasts. Un plan muy tentador es viajar desde Entebbe a Kibale y dormir en unas lujosas tiendas de misión adaptadas como suites o en la que fue la segunda residencia de Diane Fossey, el Travellers Rest Hotel Kisoro.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/clouds_mountain_lodge_8102_630x.jpg En Uganda se puede estar de lujo

Clouds Mountain Lodge

RASTREAR GORILAS EN LA SELVA DE BWINDI

En el suroeste de Uganda, en el bosque hermético de Bwindi, vive una de las mayores poblaciones de gorilas de montaña del mundo. Seguir su señal a través de la selva y pasar un momento con ellos en su hábitat corriente es una práctica imborrable (la agencia Wildplaces organiza excursiones). En Bwindi, también, viven 120 especies de mamíferos, 350 de aves y más de 200 especies de árboles.

En el mismo bosque podemos alojarnos en único de los cottages con chimenea y servicio de mayordomo del Clouds Mountain Lodge, construido en piedra volcánica en lo elevado de la cordillera Nteko. Cada cottage está escenografía con las obras de arte de un prestigioso artista ugandés. Mweya Safary Lodge, rodeado por las montañas mágicas de Rwenzori, adecuadamente descritas como los “Montañas de la Luna”, además es una buena opción de hospedaje en Bwindi.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/rastrear_gorilas_en_bwindi_3715_630x.jpg Rastrear gorilas en Bwindi

Corbis

CULTURA Y CONSTRUCCIóN EN KAMPALA

Es más que esencial reservar una tarde para visitar el Museo y el Teatro patrio, tras los que se esconden cientos de pequeños puestos de orfebrería local encasillados en pequeñas callejuelas que más bien recuerdan a un zoco tunecinos. En la misma Kampala, las Catedrales de Rubaga y Namirembe y el Templo Bahai son obligada visita, al idéntico que la Mezquita patrio, construida por el tristemente familiar Gadafi.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/templo_bahai_6776_630x.jpg No te pierdas el Templo de Bahai

Corbis

JINJA, LA SEGUNDA METRóPOLI DE UGANDA

A menos de 90 kilómetros de la capital. Jinja se encuentra situado en un enclave privilegiado, a orillas del estanque triunfo y en el paraje de nacimiento del río más largo del mundo, el río Nilo. Pero no todo va a ente Nilo: Jinja enamora con su insuperable proposición de ejercicio de peripecia. Gately On Nile y las actividades de Wildwaters Lodge se imponen como las opciones más vertiginosas (pero además cómodas en el alojamiento) con unas vistas al estanque triunfo insuperables.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/jinja_la_segunda_ciudad_de_uganda_4003_630x.jpg Jinja, la segunda metrópoli de Uganda

Corbis

LÁNZATE: HAZ BUNGEE JUMPING

Si te gusta la adrenalina y te consideras atrevido, es una despliegue que no dudarás en hacer. La empresa Adrift, ofrece la práctica del bungee jumping saltando desde 44 metros de cota con una goma atada a los pies sobre el Nilo. ¿No es bastante? Ponte el casco y el flotador y atrévete con el rafting punta , en único de los pocos rápidos en el mundo catalogados como jerarquía 5+ (también hay una versión más relajada para toda la familia). Dejando los remos a un costado, existe la posibilidad de surcar aguas más tranquilas del Nilo a 90 km/h en una bote motora.

En palabras de nuestro guía, Javier, “Uganda es un gran extraño. La contento de su personas, la grandioso dadivosidad de quien con poco es competente de compartir tanto, una fauna al alcance de muy pocos lugares del mundo y unos paisajes de maravilla , han convertido a la Perla de África en un pequeño gran tesoro del cual presumir”.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201419/bungee_jumping_2941_630x.jpg Bungee Jumping, adrenalina pura y dura

D.R.

Buscar en el Blog
Destinos más buscados