Archivos Mensuales: abril 2014

Dichas gallinas pondrás huevos que luego se comerás dichas gente. Esta es una noción del hotel Six Senses Yao Noi, en Tailandia, que no hace más que incorporar algo que lleva muchos años en la calle: comer como comían nuestros abuelos, comer sencillo, comer sabiendo nombre y apellidos de lo que nos comemos y/o de quien lo cría, comer lo que tenemos próximo.

Mi hotel tiene un gallinero con gallinas

En el caso de este hotel la propuesta se lleva al punta . Hay doscientas gallinas viviendo próximo de donde nosotros duermen los huéspedes. Estas gallinas acaban de hacer check-in y en junio tendrás sus huevos. Mientras tantos, se alimentan de pulpa de zanahoria, verduras y arroz orgánico. también, cuentan con un sitio acondicionado llamado The Chicken Gym donde corretean, supuestamente, felices y tienen hasta su propio hilo musical. Es decir, esas gallinas viven mejor que muchas gente.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/gallinas_felices_6038_630x.jpg Gallinas felices

Six Senses

El Yao Noi abalorio con una figura fascinante, la delexperto en reciclaje y sostenibilidad, el señor Khun Pim. Él ha sido el responsable del crecimiento e establecimiento de esta granja que tan exótica nos resulta. En este Six Senses hay tambiénun veterinario que se ocupa de la salud de las gallinas. Tomemos apunte de estos oficios aplicados a un hotel.

El acto de tener un gallinero de gallinas en un hotel de superlujo se presta al chascarrillo sencillo. Hasta ahora hemos visto granjas en casas u hoteles rurales, pero no en resorts con piscina infinita y muchos ceros en la cuenta desenlace. Pero si dejamos al costado nuestro cinismo de Todo a 100 y los episodios dePortlandiaque hemos visto,llegaremos a la deducción de que es una buena noción.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/yao_noi_un_paraiso_con_gallinas_2109_630x.jpg Yao Noi: un eden con gallinas

Six Senses

Los huéspedes comerán huevos más sanos con un tercio menos de colesterol, un estancia menos de grasas saturadas, más vitaminas y dos veces más grasas Omega 3. Las gallinas, también, al comer productos orgánicos, reducen las basuras del hotel. El empleo de los huevos orgánicos disminuye las emisiones de carbón, ya que no hay camiones que los transporten hasta las cocinas. Estas son solo algunas ventajas de tener próximo de gallinas felices.Tener seres vivos felices próximo siempre se agradece.

La granja orgánica se puede visitar y se ha convertido en una de las atracciones del hotel. Después de comer, ¿qué te apetece: una descanso, un chapuzón en la piscina o le vamos a echar un ojeada a nuestras gallinas?

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/huevos_de_bien_1036_630x.jpg Huevos de bien

Six Senses

#OrgulloLaVera

Los hashtags de La Vera

Todo se distribuye en torno a una carretera con más curvas que las Kardashian: la EX-203. A través de este hilo de pavimento aparecen unos pueblos que están encantados de pertenecer a esta comarca. Y por eso todos comparten el apellido lde la Verar excepto algún que otro lflipado’ como Cuacos de Yuste o las Gargantas, donde el aldea está marcado por la topografía. El caso es que, desde el plano, La Vera transmite ya ese amor por su región que lo convierte en una república emancipado mental.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/cuacos_de_yuste_3620_630x.jpg Cuacos de Yuste

Javier Zori del Amo

#TodoPimentón

La gastronomía de La Vera tampoco es que sea un fanfarronada de modernidades ni de productos atípicos. Pero ojo, tienen el pimentón. Y encima lo tienen a un valor asombrosamente inferior al que se vende en los mercados de las ciudades. Por eso le sacan sustancia y lo usan para todo: patatas revolconas, huevos fritos etc. Hasta lo utilizan para salpicar los laterales de los platos y darles un toque especial. El calceta freak se encuentra en la Nueva York de la comarca: Jaraíz de la Vera. Aquí se luce un museo dedicado exclusivamente a la joya de la corona donde a único le explican el proceso de fabricación y alguna interés sobre su Historia y su comienzo (por incidente, como todo lo bueno).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/jaraiz_de_la_vera_2069_630x.jpg Plaza de Jaráiz de la Vera, el aldea del pimentón

Ayuntamiento de Jaráiz de la Vera

#CasasEntramadas

Pero la gracia de La Vera son sus preciosos pueblos. Todos están improvisados, marcados por un urbanismo aleatorio de callejuelas retorcidas y estrechísimas. Pequeñas medinas en completo Cáceres. Pero lo que le da un toque diferenciador son las casas y sus entramados de madera, haciendo de La Vera una versión soleada de Bretaña.

Puestos a elegir, Cuacos de Yuste, Valverde, Villanueva o Garganta la Olla se llevan el Pritzker, con barrios enteros con las varices de madera a flor de piel y señoras de bata azul asomadas al balcón. Este gusto se puede habitar gracias a las diferentes casas rurales que se acomodan entre sus vigas gordotas y además gracias a un hotel, el monasterio de Yuste, que se ha convertido en un resort de receso a lo extremeño (con un potentísimo desayuno, dicho sea de paso).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/valverde_6005_630x.jpg Valverde, un aldea de casas entramadas

Javier Zori del Amo

#AquaparkNatural

La vertiente verde de La Vera está marcada por su proximidad a las titánicas aristas de Gredos y por los riachuelos por los que se desangran las montañas. El agua caída pura, cristalina y congeladora por pequeñas gargantas y riachuelos que a su marcha esculpen pozas y piscinas naturales. En cada frunce del paisaje sorprende un paraje para el chapuzón con su adecuado área de recreación, esparcimiento y dominguerismo. Entre las más populares destacan Las Pilas (en la Garganta de Pedro Chate), la Garganta Mayor (en Garganta la Olla) o la mítica piscina corriente vieja (Garganta San Gregorio).

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/garganta_la_olla_1647_630x.jpg Garganta la Olla

Flickr / Rubén bañista (Con permiso CC)

#MorirComoUnRey

El puntito histórico-cultural a una evasión por esta territorio lo pone la omnipresente figura de Carlos V. El más vasto de los Emperadores de España decidió venir a morir a Yuste, un monasterio jerónimo, sobrio como Merkel pero situado en único de los rincones más clorofílicos e idílicos de la Península.

Aunque bienes patrio lo pone complicado con su política de precios (ojo con los 9 eurazos de la entrada), visitarlo sirve para conocer mejor a este hiperreligioso monarca y a su manera de vida, así como para dar un Master sobre las diferencias entre el Gótico y el Románico gracias a sus dos magníficos claustros. Bueno, y para descubrir que eso de tener un chalet en el campo con piscinita ya era sinónimo de bienvivir allá por el centuria XVI. también del monasterio, Carlos V protagoniza una itinerario real un mucho forzada que, a través de esta comarca, repasa los sitios por donde paró y se hospedó esta celebrity.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/monasterio_de_yuste_7748_630x.jpg Por qué Carlos V vino a morir a Yuste

Corbis

#LaPicanteCasaAzul

Garganta la Olla es el aldea con las casas más peculiares de La Vera. Al ya mencionado monopolio del entramado, Garganta le cantidad una asombroso vivienda de un azul pitufo muy enérgico. Al acercarse van apareciendo más pistas. Unas esculturas de muñecas en el arco de la puerta no solo le dan nombre a esta edificación, sino que sirven como una huella para reconocer y recordar que este paraje, durante siglos, fue un prostíbulo. Sí, en el ámbito del aldea y sí, en único de los edificios más regios.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/casa_azul_3462_630x.jpg El prostíbulo de Garganta la Olla

Javier Zori del Amo

#VeneciaExtremeña

Valverde de la Vera le cantidad al potencial rural de la territorio un componente distintivo: los pequeños canales que surcan el centro de sus calles. Al estar situada en una ladera húmeda, el agua ha ido encontrando acomodo siendo un peatón más en sus cuestas. El aldea, como contestación, pavimentó de piedra las vías dejando en el centro como un mini cauce. Y el agua manda, reina, desvía a todoterrenos y atrae a los gatos callejeros, siendo el denominador corriente de un aldea que, también, tiene su pequeño castillo, su pedazo de iglesia y su frenesí religiosa en Semana Santa top: los Empalaos.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/valverde_de_la_vera_3289_630x.jpg Los canales de Valverde de la Vera

Javier Zori del Amo

#LosarManostijeras

El reto de estar en La Vera y no pasar desapercibido hizo que Losar, un aldea de servicios con algún resquicio de piedra, tomara una determinación para forzar a los turistas a parar. Esta fue la de adornar sus calles con plantas esculpidas a lo Eduardo Manostijeras. La realidad es que todo fue una táctica de Marketing de una agencia jardinera local, que propuso en 1975 al aldea un intercambio: propaganda a transformación de monumento. La objeto funcionó y sigue funcionando, haciendo que el visitante le dedique unos minutos a las divertidas formas y que los conductores aminoren la rapidez cuando cruzan el aldea.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/losar_6621_630x.jpg Losar, el sueño de Eduardo Manostijeras

Flickr / GonzaloMMD (Con permiso CC)

#ParadorJugón

En Jarandilla de la Vera aparece la faz más medieval y épica de la comarca. Su parador es el hospedaje más carismático de la territorio y atrae como moscas las miradas gracias a su monumental grupo. Merece la tristeza parar y echar una mirada. Cruzar las puertas de piedra del anticuado palacete de los Condes de Oropesa y asomarse a su verde patio, donde unas palmeras añoran el Mediterráneo y recuerdan lo fecundo que es toda La Vera. Y para rematar, un paseo por sus defensas recordando aquella periodo cuando, de niños, se podía conquistar fortalezas con representación mental y sin Play Station.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/terraza_del_parador_de_jarandilla_de_la_vera_6970_630x.jpg Terraza del Parador de Jarandilla de la Vera

Parador.es

#RarezaAlemana

Por tener, La Vera tiene hasta un paraje para el memoria de la Primera y Segunda conflicto universal. En la carretera que comunica Cuacos con el Monasterio de Yuste se anuncia un camposanto alemán. En él, asoman las lápidas de los diferentes soldados germanos caídos en región español en ambas contiendas, en el mayor de los casos porque sus submarinos, aviones o barcos zozobraron entre estas fronteras. Un cementerio promovido por la Embajada alemana con el meta de reunir todos los restos y así homenajear y dar receso a los militares que dieron su vida por el nación. Aunque el grupo es encanto por ente anecdótico, la solemnidad, el silencio y el disparidad con esta calaña tan exuberante se acaba haciendo protagonista de esta detención.

Seguir a @zoriviajero

* Puede que además te interese…

– 24 cosas que sólo entenderás si eres de Extremadura

– 5 cosas que hay que comer en Extremadura (y no son jamón)

– Extremacool: la otra Extremadura

– Top 10 de los pueblos de Extremadura

– Todos los artículos de Javier Zori del Amo

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201416/cementerio_aleman_5642_630x.jpg camposanto alemán en plena Vera

Corbis

De todospe los ritos, ceremonias y folclores religiosos repartidos por esta España nuestra tan mohína, es sin incertidumbre la del Padre Putas mi predilecta. Es que lo tiene todo: Castilla profunda, tetas, carnaza, jamón, pecado, putas, estudiantes, un río y un cura. La objeto es más o menos como sigue, durante el lunes de aguas mque coincide con el desenlace de la Cuaresma, el Padre Putas (que era así llamado porque su cometido era vigilar, cuidar y atender a las rameras durante todo el año) cruzaba con las lumis el Tormes para traerlas de giro a Salamanca. Finalizaba la semana de ayuno, comenzaba la fiesta.

Es instante de pecar: planes gastronómicos en Semana Santa

En Cuaresma ni se podía comer hornazo (una empanada charra rellena de chorizo, jamón y lomo; tela) ni practicar con las meretrices escenas carnales de un Game of Thrones castellano y vicioso. Sólo privación y obediencia. Y diáfano, luego pasa lo que pasa.

Durante esta Semana Santa tan nuestra las calles se tiñen de pasos, lamentos y procesiones de fe. De capiruchos, costaleros, nazarenos y guiris flipando con La efusión (20 celebraciones de Semana Santa son consideradas de inclinación Turístico). además mseamos realistasm es instante de celebrar la ltorpe y obstinada primaverar, las flores y las primeras tardes de incandescencia en las terrazas. De salir a la vía,hacer la maleta y plantar un par más de chinchetas en el plano.

SEVILLA

La Semana Santa sevillana es la quintaesencia de la contradicción de la cuaresma: penitencia y jaraneo, todo a la vez. Hay que pecar muy fornido con el jamón ibérico del Restaurante Jaylu, los chocos y las coquinas de Enrique Becerra, las ortiguillas del Barbiana, el tartar de Juanjo López (amén) en No Kitchen y la barra del club Americano en el Alfonso XIII.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/interior_de_no_kitchen_en_sevilla_2396_630x.jpg interno de No Kitchen, en Sevilla

No Kitchen

MADRID

Por qué no Madrid. Las terrazas de Juan Bravo hasta la bandera de consultores y niñas monas con sus vestiditos del Zara; la planta 9 de El tajo Inglés de Callao mtodo empezó aquím y ese cielo impecable con sus tejas y acacias. Es instante de visitar nuevas aperturas o renovar votos: El piso (mesas, barras y amigos) en Las Letras, las alcachofas mqué alcachofasm de Meating, Nakeima, Kena de Luis Arévalo en o esa pastel de zanahoria en la terraza cuqui de Saporem.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/las_alcachofas_de_meating_7594_630x.jpg Las alcachofas de Meating

Meating

¿Más? La Perrera, la nueva coctelería dePerrito mujeriego, elcoolnessde Punk Bach, Paco Morales en Altrapo, la que están montando los Sandoval en el Casino de Madrid o, por qué no, volver a La Tasquita.Siempre hay que volver a La Tasquita.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/tartar_de_atun_rojo_en_el_apartamento_4211_630x.jpg Tartar de atún rojo en El Apartamento

El Apartamento

BARCELONA

Barcelona está desatada. jamás la metrópoli Condal ha tenido una proposición tan salvaje de hoteles, restaurantes, conceptos gastronómicos, cafeterías, barras y tascas. Una buena base de operaciones es Barceló Raval (estas vistas) y desde allí patearse Barcelona mporque Barcelona hay que patearla: rezarle plegarias a Hideki Matsuhisa en la barra del Koy Shunka, devorar los Guisantes lágrima con trufa negra y anguila ahumada del Igueldo, los arroces de chabola, las tartas de Federal en L´Eixample o los manhattans de Massimo La Rocca en el Ohla Boutique club .

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201406/federal_cafe_8634_630x.jpg El plumcake de calabaza, naranja y pasas de Federal Café.

Federal Café

LA ITINERARIO DE LA ALTA COCINA

La nueva período de Aponiente nos tiene a todos en vela mnunca mejor dicho, ¿eh, Ángel León?, además la de Mugaritz (hoy mismo arranca el curso tras cuatro meses de investigación) así como el reciente restaurante de Dani García en Puente Romano, que abre sus puertas el mismo 15 de abril. La itinerario ha de continuar con Tomorrowland de Quique Dacosta, Nerua de Josean Alija, Tickets de Albert Adrià, nuestro Ricard Camarena, la cocina desnuda de Paco Pérez en Miramar y la intimidad de Fina Puigdevall en Les Cols (qué escenario). Y es que a la vanguardia hay que comérsela.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201332/salon_de_tickets_bar_9564_630x.jpg Salón de Tickets Bar

Tickets Bar

NIEVE

Hay que aprovechar: se acaba la período de nieve así que sombrero, guantes y esquís mo tablam al maletero y quemar rueda hacia Grandvalira, la estación más vasto del sur de Europa. En Semana Santa lo suyo es esquiar (sí) pero además aprovechar los rayos de sol en alguna de las cinco terrazas repartidas por las 118 pistas: Solanelles, L´Abarset, Gall de Bosc, malla Tapas y Cala Bassa. Champagne en la nieve, digo sí.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/una_de_las_terrazas_de_grandvalira_1411_630x.jpg Una de las terrazas de Grandvalira

Grandvalira

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/champagne_y_nieve_decimos_si_3839_630x.jpg Champagne y nieve: decimos sí

Grandvalira

SOFÁ

Peli, sofá, una plancha dequesosy dos copas de vino. ¿Qué másnecesitas?

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/es_momento_de_pecar_planes_gastronomicos_en_semana_santa_9315_630x.jpg Es instante de pecar: planes gastronómicos en Semana Santa

El Apartamento

1) ARIA

Las suites más increíbles de la metrópoli del pecado: Las Vegas

Aria es un hotel de nuevo edificación, (abrió sus puertas en el año 2009) y su construcción se aleja de las temáticas que encontramos en otros hoteles. En Aria se preocupan por el esplender, la verticalidad y la comodidad. Ascendemos hasta la planta 63 para visitar la suite más lujosa: incluye dos plantas, tres habitaciones, gimnasio y hasta un salón de hermosura incluidos en su interno. El comensal puede solicitar en cualquier instante servicio de masajes, entrenador personal o peluquero sin tener que abandonar el cuarto en toda su cuarto. “Te sorprendería saber que el salón de hermosura de la suite suele ente utilizado en el 90 por ciento de las ocasiones”, nos comenta Paul A. Berry, vicepresidente de Aria. “Los invitados siempre quieren lucir bien cuando salen a cenar y a ver un espectáculo”. Si el comensal prefiere disfrutar de un exhibición uno en Aria, tiene la posibilidad de quedarse en su teatro viendo Zarkana, del Circo de Sol.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/vista_de_la_suite_de_la_planta_63_del_hotel_aria_1698_630x.jpg Vista de la suite de la planta 63 del Hotel Aria

Hotel Aria

A la planta superior de la suite de Aria se asciende a través de una sobrecogedor escalera localizada en el centro de el cuarto, acompañado de una sobrecogedor luz parcela que baña la suite gracias a unas impresionantes cristaleras y es en este instante cuando Paul A.Berry nos desvela único de los secretos peor guardados de Las Vegas: “en esta suite queremos acabar con eso de que el comensal desconozca la hora que es para incitarle a jugar en el casino. Esta mecánica ya se ha quedado detrás. Ahora lo primordial es que se sientan cómodos”.

Bien verdad es, ya que la mayoría de hoteles utilizan cristales oscurecidos en las habitaciones para facilitar esa “pérdida en el período que te incita a seguir apostando en los casinos”. A esta segunda planta de la suite además puedes llegar a través de un ascensor privado. Pasar una noche en esta suite suele tener un valor aproximado de 7.500 dólares, unos 5.300 euros. Lo que destacan los invitados que se suelen quedar en estas suites: la construcción única del edificio y la luz corriente.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/las_cristaleras_del_hotel_aria_5572_630x.jpg Las cristaleras del Hotel Aria

Hotel Aria

2) SKYLOFTS MGM

Unas de las suites más exclusivas de Las Vegas son las que se sitúan en la fragmento superior del hotel MGM. Como todas las suites que recogemos en este reportaje, incluyen servicio de recogida en el aeropuerto, inicio al hotel por una puerta exclusiva y servicio de mayordomo para cada habitación, las 24 horas del día, los 7 días a la semana. MGM es el hotel que más destaca en todos estos apartados. Los invitados son recibidos en el aeropuerto de Las Vegas por un trabajador del hotel que previamente se habrá informado de los gustos de los clientes o que durante el itinerario entre el aeropuerto y el hotel -en un Rolls Royce- irán averiguando detalles acerca de los gustos de estos. El meta es que cuando los invitados lleguen a su suite se encuentren lo más cómodos dable, con un minibar adaptado a sus bebidas preferidas y música de entorno concorde a sus preferencias.

Para personalizar aún más la práctica , MGM ofreceun menú de quince almohadas a sus invitados, para que después de una buena noche de juerga se sientan como en vivienda. Y para evitar posibles traspiés e incidentes en los pasillos cuando vayan con una copa de más, las paredes de los pasillos están acolchadas. “Para hacer la práctica idéntico de justa para todos invitados de las Skylofts, todas las puertas han sido diseñadas de idéntico forma, por lo cual no se diferencian en realidad las suites más lujosas de las menos”, señala Lezlie Young, vicepresidenta de MGM, durante nuestra visita.

De esta suite lumbre la deferencia su sistema de distracción centralizado en paneles que nos permitencontrolar la temperatura, abertura y cierre de cortinas y música; la mesa de billar y unas espectaculares vistas de 270 grados que abarcan la vía primordial de Vegas y el aeropuerto. El precio de esta habitación por noche es de 10.000 dólares, unos 7.100 euros. Lo que los invitados resaltan de su cuarto en una Skyloft es la fabuloso y personalizada deferencia al cliente. El hotel no desvela nombres de celebridades que se han alojado en estas suites.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/la_suite_de_mgm_6770_630x.jpg La suite de MGM

MGM

3) MIRAGE VILLAS

Al contrario que la mayoría de suites de Las Vegas, situadas en las plantas más altas de los hoteles, Mirage está construido en base horizontal. Aquí se dialecto de “villas” y encontramos la vocablo “sky” por ningún costado. Estas suites han permanecido en secreto y alejadas del público durante más de una década. Sólo han pasado unos meses desde que la directiva de Mirage decidiera dar a conocer estas estancias, que se encuentran ocultas atrás de una puerta del casino.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/las_villas_de_the_mirage_7256_630x.jpg Las villas de The Mirage

The Mirage

El entrada a las suites es totalmente privado: necesitarás verificar tu identificación para poder acceder en coche. Una vez en el interior, te encontrarás en un laberinto de pasillos llenos de auténticas piezas exclusivas de arte. Cada Villa presenta una temática diferente: visitamos una decorada con un gusto muy tradicional que se opone a la segunda que recorremos, con un diseño tanto más moderno.

Los invitados cuentan con un jardín propio, con piscina y jacuzzi incluidos. En cada habitación hay un chapuzón para el varón y otro para la hembra, para que cada único cuente con su sitio trascendental en las resacas mañaneras. Y si al cliente no le gusta dormir en sábanas ajenas, el hotel se encargará de comprar el grupo deseado y de bordar las iniciales de la individuo. Los clientes destacan la privacidad de la que disfrutan en su cuarto en estas villas, cuyos precios oscilan entre los 6.000 y 12.000 dólares por noche. La familia Kardashian al lleno suele quedarse en estas villas del Mirage (incluso cuentan con una tienda propia en el hotel).

4) COSMOPOLITAN

Es único de los hoteles más nuevos y exclusivos. Si quieres una habitación en este hotel (con tarifas normalmente elevadas), te encontrarás ante una mini suite realmente, ya que todas incluyen un salón y un estancia de chapuzón con una gran bañera con vistas a la metrópoli. Sus suites más lujosas se sitúan en la planta 70 del edificio y quedan reservadas exclusivamente para los clientes VIP del casino (es decir, a aquellos que apuestan grandes cantidades de dinero). Al poner tus pies en esta suite sentirás una impresión de estar flotando en el viento. Para su exclusivo diseño y construcción se han tenido en abalorio los elementos del desierto de Nevada, como la tierra, el agua, las piedras y las sombras, que vemos reflejados en los colores de el cuarto.

Otro tipo de suites que encontramos en el Cosmo de Las Vegas son las Bungalow, que están disponibles para ahorro entre aquellos adinerados que puedan permitirse el esplender de pagar una media de10.000 dólares (7.200 euros)por noche. Los jacuzzi de los baños se llenan con un chorro de agua que cae directamente del tejado. Como interés, los Bungalow cuentan con una terraza que comunica directamente con único de los clubs diurnos del hotel (sí, en Vegas se celebran fiestas en clubs con piscinas a todas horas). En la inauguración del hotel artistas comoBeyoncé, Lady Gaga, Chris Martin y Bruno Marsse alojaron en estas estancias.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/las_suites_bungalow_del_cosmopolitan_299_630x.jpg Las suites Bungalow del Cosmopolitan

Cosmopolitan

5) BELLAGIO

Estas suites desbordan gusto y clase en cada metro cuadrado. Ya desde su inicio somos recibidos por una surtidor rectangular que acapara el marco del hall y que transmite un encantador fragancia a spa. Se trata de una de las mejores opciones para empresarios con altos cargos, ya que abalorio con un amplia zona de reuniones y sus vistas dan directamente a la surtidor primordial del hotel Bellagio, en la que se producen espectáculos de agua cada hora. Si tu suite está en la planta 33, siempre puedes sintonizar la música de la surtidor en tu televisor.

El hotel Bellagio te puede resultar hogareño, ya que ha aparecido en varias películas de Hollywood, como por modelo , Ocean’s Eleven. Las suites cuentan con un conjunto exclusivo de cien empleados (que ven recompensada su profesionalidad y silencio en asuntos de famosos con generosas propinas que los clientes les aportan). Disfrutar de una suite en el Bellagio nos puede salir por un valor que ronda entre los 6.000 y los 10.000 dólares por noche. Éste es el hotel elegido principalmente por aquellos clientes que están buscando espacios abiertos y con vistas impresionantes.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/la_suite_presidencial_del_bellagio_530_630x.jpg La suite presidencial del Bellagio

Bellagio

6) MANDALAY BAY

Un hotel clásico en toda regla, con suites más bien destinadas al distracción hogareño. Sus precios, decididamente son más asequibles: entre 900 y 2.000 dólares la noche. Las suites de este hotel reciben el inédito nombre de “Orquídea” y están localizadas en la planta 61 del rascacielos. Una de las curiosidades principales de estas suites es que contienen una “media room” con una grandioso pantalla de cine para el delicia de los invitados.

Pero lo que más lumbre la deferencia del Mandalay Bay, sin incertidumbre alguna, es la playa sintético que encontramos en las instalaciones del hotel.Esta piscina tiene un zona con hamacas, tierra y es competente de reproducir olas con suficiente verismo. Y, por supuesto: no pueden faltar los míticos vigilantes de la playa con sus bañadores rojos. Y si tienes cualquier capricho de almuerzo, no te preocupes: el servicio de mayordomos (que abalorio con puertas propias de entrada a la suite que no coinciden con las tuyas) se encargará de traerte a el cuarto la almuerzo de cualquier restaurante que se encuentre en el hotel, aunque además puedes contratar a tu propio chef.

We Hostel Design es una mansión de 450 m2 en el centro de la loca Sâo Paulo decorada con muebles de su padre y de su madre. El eclecticismo era esto. El eclecticismo de cierto. Este hostel propone algo inaudito en la ciudad: hospedaje a buen valor en un paraje inspirador y fácil. Ojo, que habrá más iniciativas como ésta.

Más en BrasilHOTELES

– Radison Faria Lima

– Botanique

– We Hostel Design

– Hotel UniqueRESTAURANTES

– Siri Mole & Cia

– Zuka

– Gero

– CarlotaLUGARES

– Santa Teresa

– Playa de Copacabana

– Playas de Ipanema y Leblon

– Estadio MaracanáCOMPRAS

– Totem

– Andrea Saletto

– Feira Hippie de Ipanema

– Rio Desing Barra

Es irrealizable explicar por qué muchos hoteles se merecen el (ansiado) apelativo de ‘sexy’. Ocurre como con las personas: o se es sexy o no se es sexy. Y los que lo intentan despiertan miradas de aflicción. No tiene que ver con tener un firmamento de estrellas, con que te hagan reverencias por los pasillos o con que las camas tengan dosel.Tiene que ver con el juego de espacios, la iluminación, la intimidad que promueven y con ese agente Xque no podemos explicar. Pero sí, elBotaniquede Sao Paulo es sexy. Y las sábanas blancas, aunque no son la x de la ecuación, ayudan.

A dos horas al noreste de Sao Paulo, por un instante parece que estuvieras en Suiza, pero estás en Campos do Jordao, en las montañas de Mantiqueira. Botanique Hotel sus diseñadores han creado sillas y mesas de caoba a dimensión; y , también de probar sus deliciosos vinos artesanales, puedes elegir entre un diverso menú alguna de sus aguas regionales.

Más en BrasilHOTELES

– Radison Faria Lima

– Botanique

– We Hostel Design

– Hotel UniqueRESTAURANTES

– Siri Mole & Cia

– Zuka

– Gero

– CarlotaLUGARES

– Santa Teresa

– Playa de Copacabana

– Playas de Ipanema y Leblon

– Estadio MaracanáCOMPRAS

– Totem

– Andrea Saletto

– Feira Hippie de Ipanema

– Rio Desing Barra

EL CANAL DE PANAMÁ

Ocho (muy) buenas razones para viajar a Panamá

En agosto de este año cumplirá 100 años. Un centuria con la misma tecnología que permite que entre 30 y 40 barcos crucen cada día del mar Pacífico al océano Caribe, en ambos sentidos, a través de un sistema de esclusas. protegido que sabes cómo funcionan, pero hay que verlo allí: hay que ver moverse un barco tan vasto como un edificio por un canal no tanto más amplio que él, ver cómo el agua se nivela y va cruzando. Es seguramente una de las experiencias más de Panamá. Se puede ver desde la esclusa de Miraflores, la primera o la última (según se mire) desde el Pacífico o desde la de Gatún, marcha al Caribe. indispensable.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/el_canal_un_imprescindible_7073_630x.jpg El Canal: un imprescindible

Corbis

EL MACHETAZO

Casi tan indispensable como el canal. Según los panameños, es lo uno que queda del lauténtico Panamár. Se lumbre así a la Avenida céntrico desde el Parque de Santa Ana y el nombre viene de un supermercado de una cadena panameña, el comercio más vasto de una vía flanqueada por bazares y restaurantes regentados por chinos, una demografía suficiente fundamental en una metrópoli con su propio Chinatown. Lo primero que ves en los bancos del parque Santa Ana es a hombres sentados, leyendo, jugando al ajedrez o sencillamente mirando. Sigues avenida bajo y empieza la diversión con el mercadillo callejero: idéntico puedes desde comprarte un plátano hasta hacerte la manicura o cortarte el cabello, ahí mismo en plena calle: una banqueta, unas tijeras y una fuente es todo lo que necesitan.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201320/casco_historico_de_panama_6239_630x.jpg El Casco Histórico, vigía de los rascacielos

Corbis

CAFÉ COCA-COLA

Antes de Santa Ana por la Avenida céntrico hay que hacer dos paradas: la primera, en el Teatro Amador, un cine de principios del centuria XX, cuya inicio enloquecería a Wes Anderson y que ahora es un sitio multiusos para fiestas, proyeccionesh Y sólo un poco más arriba está el Café Coca-Cola, el diner y café más anticuado de la metrópoli de Panamá (1875), el uno en el mundo que lleva el nombre del refresco, paraje de discusión político por el que pasaron Che Guevara o Pablo Neruda reconvertido hoy en único de esos bares ruidosos en los que al entrar todos los abuelos panameños que están comiendo arroz o frijoles se vuelven para mirarte. económico y clásico.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/teatro_amador_9501_630x.jpg La fachada del Teatro Amador

José Esteban / Teatro Amador

LA NOCHE EN EL CASCO VIEJO

Preguntes a quien preguntes si lo que quieres ahora es vida nocturna en Panamá todo se mueve en este barrio de gusto colonial español, bienes de la Humanidad desde 1997, año en el que empezó a recuperarse. Pero poco a poco: junto a preciosas casas restauradas, aún hay preciosas casas cayéndose a trozos. La vida de mercadillos artesanales por el día se transforma por la noche en un hervidero de personas joven panameña y turista. Todos van al Zaza, ulterior club fancy de la metrópoli donde se va la tomar tragos, no a rumbearr. Si prefieres algo más alternativo, Villa Agustina: tras un letrero pintado a mano y unas puertas azules, hay un club en un patio con conciertos de rock, dj’sh Otro más tradicional ya es el rooftop del Tántaloo los tragos más a pie de vía, literalmente, del Mojitos sin Mojitos.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201320/tantalo_9944_630x.jpg La terraza de moda de la capital

Tántalo

AMERICAN TRADE HOTEL

Inaugurado hace poco más de tres meses, es el paraje en el que alojarse en completo Casco Viejo, un precioso edificio neoclásico de principios del centuria XX rehabilitado por la muy hipster cadena Ace junto a empresas panameñas que tratan de recuperar el barrio. Es fácil, pero respeta su gusto inédito y colmado de detalles: desde el minipostre que depositan en la mesilla (cada noche distinto) a los muebles coloniales de la biblioteca o la pequeña y acogedora piscina con vistas sobre el Casco. también, en febrero abrió el Danilo’s Club de jazz.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/american_trade_hotel_refugio_hipster_en_el_casco_261_630x.jpg American Trade Hotel, hospicio hipster en el Casco

American Trade Hotel

CALZADA DE AMADOR Y EL PORVENIR MUSEO DE FRANK GEHRY

La Calzada de Amador es la carretera que une el continente con las pequeñas islas Naos, Perico y Flamenco, una calle que los panameños llaman lCoastwayr o lCausewayr (no se ponen de acuerdo, aunque parece tener más significado el primero que significaría camino de la costa). Era una área ocupada por la tropa yanqui mientras controlaron el Canal hasta el año 1999 y ahora es un parque y paseo náutico donde los panameños van a pasar el domingo con vistas a la inicio del canal y a toda la metrópoli de Panamá (si te saltas el prohibido el marcha en la isla Flamencoh nosotros no hemos dicho esto). también, ahora tiene cafés, restaurantes, bares, puerto náutico y tiendas duty free para turistas. ecuánime en la punta del continente Frank Gehry está construyendo el reciente Museo de la Biodiversidad, el uno edificio en Latino América del arquitecto canadiense, que con sus placas de colores será un emblema de la metrópoli pronto.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/el_biomuseo_alojado_en_un_edificio_de_gehry_4259_630x.jpg El Biomuseo, alojado en un edificio de Gehry

Biomuseo

EL MERCADO DE MARISCOS

El mejor ceviche de Panamá. calceta. Y protegido al mejor valor, funciona como mercado o lonja, pero además tiene puestos para comer impresionantes ceviches de camarones, corvinah en un entorno popular al costado del puerto donde van llegando los pescadores.

SAL SI PUEDES Y LA NUEVA GASTRONOMÍA PANAMEÑA

Si después de hincharte a ceviche prefieres probar esa nueva Panamá distinguido . Varias opciones muy de moda y que no fallan: Sal si puedes, en el hotel Bristol, lo de su atún rojo y la pastel de cuatro leches debería estar prohibido. La parrilla de Humoo la de Maito. Todos cocina panameña clásico con una giro sofisticada.

http://cdn.traveler.es/uploads/images/thumbs/201415/el_restaurante_maito_3434_630x.jpg El restaurante Maito

Maito

Buscar en el Blog
Destinos más buscados